El vino, la uva y el resveratrol

El resveratrol es uno de los polifenoles presentes en la uva. Pero es tal su importancia por sus efectos en el metabolismo induciendo a la longevidad, que vamos a dedicarle un apartado.

Se le supone una función antibiótica, protegiendo los racimos de hongos y bacterias.
Para el ser humano es un excelente antioxidante.
Según algunos estudios, el resveratrol presente en el vino (y en algunas otras sustancias como el té), podría:
- Disminuir los niveles LDL ("colesterol malo") mejorando el sistema cardiovascular
- Favorecer la disminución de células cancerígenas
- Prevenir la aparición de artritis
- Controlar la producción de melanina evitando la formación de manchas. (Se usa como componente de algunos cosméticos.)

Un estudio elaborado por científicos del grupo de investigación de Biología Celular de la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla) ha demostrado los beneficios que aporta el resveratrol, de manera que demostró que esta sustancia alargaba la vida.
Los ratones que se emplearon para el estudio estaban especialmente obesos y además se les administraba una dieta rica en grasas. Los ratones fueron divididos en dos grupos en los que la diferencia radicaba en la administración de la sustancia en cuestión.

Estos estudios mostraron que los animales tratados con resveratrol no engordaban comiendo lo mismo que sus compañeros, corrían sin cansarse el doble que sus congéneres no tratados y presentaban un menor riesgo de diabetes. De hecho, el resveratrol mostró efectos antioxidantes, anti-trombogénicos, anti-inflamatorios, anti-tumorales, anti-osteoporóticos y anti-microbianos (bacterias, virus y hongos). Pero, a través de estudios in vitro en laboratorio pudo observarse que la deacetilasa Sir2/SIRT1, una enzima promotora de la resistencia al estrés y al envejecimiento, y el PI3K, una enzima que transmite señales en las células y que ayuda a controlar el crecimiento celular, eran dianas del resveratrol. Porque esta sustancia, por su actividad antioxidante, activa la producción de sirtuinas, enzimas que regulan la expresión de ciertos genes, lo que mejoraba la capacidad física de los animales.

Se observó asimismo un papel cardioprotector de esta sustancia al neutralizar los radicales libres y reducir, experimentalmente comprobado, el colesterol y los triglicéridos, al inhibir la oxidación de las lipoproteínas de baja intensidad, por lo que reduciría la formación de placas de ateromas.
También se ha comprobado su efecto neuroprotector, reduciendo la incidencia de enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer.

En realidad, el resveratrol es un potente anti-inflamatorio, capaz de inhibir varias enzimas como la ciclooxigenasa y la lipooxigenasa. Actúa como regulador metabólico, puesto que induce a simular una dieta hipocalórica sin variar la ingesta, por lo que puede ser beneficioso en la obesidad.
También se ha mostrado eficaz in vitro al inhibir gran variedad de líneas celulares cancerígenas. Y se ha comprobado asimismo que inhibe la angiogénesis.
Es una sustancia no tóxica, aunque se aconseja no utilizar simultáneamente el resveratrol con antiagregantes plaquetarios y anticoagulantes, ya que podría incrementar el riesgo de sangrado.
Se trata de una sustancia en experimentación en la que se han depositado muchas esperanzas, pero que, en la vida cotidiana la tomamos en los alimentos que la contienen, principalmente, frutas como la uva, en particular roja, las moras y otras.
De ahí se deduce el concepto de que el vino tinto, bebido en cantidades discretas, puede ser positivo para la salud y su tima regular y adecuada puede estar relacionada con la longevidad.

Y sin embargo, no puede desprenderse de esta afirmación que las bebidas alcohólicas proporcionen salud, en general. El alcohol es vasodilatador y tiene otros efectos secundarios nada deseables.
La cerveza sin alcohol es una buena opción en aquellas ocasiones en las que quiera limitarse completamente el consumo de alcohol, aunque hay que señalar que esta variedad no limita el contenido glucémico de la misma. Porque respecto a la cerveza, hay que tener en cuenta que es una bebida obtenida a través de la fermentación de la malta, un cereal considerado con alto poder energético y calórico y que está en uno de los primeros puestos de los cereales que, en su transformación metabólica, producen picos glucémicos. Por tanto, hay que tomarla con mucha precaución y no considerarla una bebida diaria porque engorda y no es beneficiosa para un buen equilibrio metabólico.



Saludable-mente: web de Salud con las las últimas noticias sobre Medicina y con especial atención a la Medicina Ortomolecular y al metabolismo humano que es el que mueve la maquinaria humana.