El Cobre

El cobre contribuye en la formación de los glóbulos rojos y en el mantenimiento de los vasos sanguíneos. El desequilibrio de cobre en el organismo cuando se produce en forma excesiva ocasiona una enfermedad hepática conocida como enfermedad de Wilson.
El cobre se encuentra en el marisco, las legumbres y las nueces.

El cuerpo humano contiene aproximadamente 100 mg. de cobre, de los cuales un tercio está en los músculos y el resto en otros tejidos como el hígado y aparece fijado a los fluidos como los aminoácidos (histidina, treonina y glutamina) o a la albumina.

El cobre puede contrarrestar el crecimiento del cáncer y se sabe que este oligoelemento es funcional contra el cáncer si el cobre es suficiente en la comida. Pero, en cambio, se han encontrado altas concentraciones de cobre en pacientes con cáncer de pulmón, laringe, útero o vejiga, seguramente, quizá, como consecuencia de intoxicaciones o por el tabaco. El cobre tiene un efecto de antagonista sobre el zinc.

El cobre, junto al cromo, es preventivo de la diabetes, aunque son oligoelementos a manejar con cuidado por su potencialidad tóxica. Tiene un papel hipocolesterolemiante y protector cardíaco.

Pero su exceso favorecería el colesterol LDL.

La anemia suele producirse por déficit de cobre y de hierro. Y se corrige con la suplementación de ambos.
Fuentes de Cobre
Hay cobre en el hígado de ternera, en el cordero, en los mejillones, ostras, algas, soja, champiñones, mijo, pescado, cacao, legumbres, uvas, pasas, frutos secos, levadura de cerveza y hortalizas de hoja verde.

Cobre:

1.- Dónde se encuentra: hígado de ternera, cordero, ostras, mejillones, algas, soja, pescados, mijo, champiñones, levadura de cerveza, trigo sarraceno, semillas de girasol, hortalizas verdes, avena, frutos secos.

2.- Para qué sirve: facilita la absorción del hierro. Si no hay cobre, no hay hemoglobina. Interveiene en el metabolismo óseo y del tejido conjuntivo. Modula la actividad histamínica. Interviene en la formación de prostaglandinas. Es antioxidante y captador de radicales libres. Catalizador de la vit. C. Tiene acción protectora frente al estrés. Anti-inflamatorio. Rrgulador tiroideo y suprarrenal. Hipocolerestemiante.Pero en su justa medida. Porque un exceso favorece el aumento de colesterol LDL. Protector cardíaco. Anticonvulsivo y protector del sueño.

3.- Su déficit qué provoca: patologías dérmicas: despigmentación de la piel y cabello, déficit de queratinización. Anemia, por falta de absorción del hierro. Intolerancia a la glucosa, debido a una disfunción pancreática. Infertilidad. Alteraciones en el sistema nervioso central. Baja temperatura corporal. Retraso en el crecimiento, pérdida de elasticidad. Aumenta la inflamación y provoca la disminución de SOD (superóxido de dsimutasa). (Un déficit de cobre por la mala alimentación es raro, sin embargo, puede ser más frecuente por mala absorción intestinal). (Se aumenta su déficit con el sudor).

Saludable-mente: web de Salud con las las últimas noticias sobre Medicina y con especial atención a la Medicina Ortomolecular y al metabolismo humano que es el que mueve la maquinaria humana.