El Zinc

El zinc interviene en el metabolismo de las proteínas y colabora en el buen funcionamiento del sistema inmunitario. Se relaciona el déficit de zinc con la caída del cabello y con problemas dermatológicos, así como con la impotencia o falta de fecundidad.

Es el oligoelemento más importante en nuestro organismo después del hierro. Se ha demostrado que un déficit de zinc provoca una disminución del desarrollo del timo y disminuye la respuesta inmunitaria o de defensa de nuestro organismo ante las enfermedades.

Sin embargo, su exceso es muy peligroso porque el zinc es necesario para el crecimiento de los tumores y estimula la proliferación celular. Por eso, hemos de insistir en que la importancia en la administración de oligoelementos se basa en el conocimiento de las interacciones entre ellos.

El zinc es captador de radicales libres, por esta razón se considera importante como coadyuvante en el antienvejecimiento junto al selenio, en particular porque se le considera cofactor de la enzima SOD (superóxido dismutasa) que es antioxidante.

También tiene un importante papel en la captación y almacenamiento de la insulina. Interviene en la movilización hepática de la vitamina A y su déficit se relaciona con problemas menstruales.

El ayuno aumenta la tasa de Zinc, el ejercicio físico la reduce.

Fuentes de zinc

Semillas de calabaza, champiñones, levadura de cerveza, germen de trigo, leche,
judías, nueces, espinacas, manzana, yema de huevo, pescado, cereales, lentejas,
soja en grano. Se encuentra en las ostras y carnes rojas.


Zinc
Sus necesidades diaras se consideran de unos 15mg. Es cofactor en diversas hormonas y enzimas y por ello, necesario para su síntesis. En particular, para las hormonas tiroideas. También tiene un importante papel en el sistema inmunológico. Los pacientes con linfoma suelen tener disminuídos los niveles de zinc. La vitamina C favorece su absorción. El ayuno aumenta el zinc.

1.- Dónde se encuentra: champiñones, levadura de cerveza, germen de trigo, judías, nueces, cereales, lentejas, patatas, hígado, espinacas, guisantes, soja, carnes rojas y blancas y ostras.

2.- Para qué sirve: Previene la degeneración macular. Influye en la incidencia de enfermedades respiratorias. Previene la alopecia y el acné. Previene la infertilidad Previene resfriados. Disminuye la incidencia de malaria.

3.- Su déficit qué provoca: Náuseas, estreñimiento, enfermedad mental, halitosis. Alopecia. Hipocloridria. Trastornos del ciclo hormonal. Esterilidad. Riesgo de càncer de próstata. Pérdida de olfato. Pérdida de apetito. Alteraciones del sistema inmune. Alzheimer. Uñas opacas. Dolor articular, artrosis. Trastornos del sueño. Acné. Fatiga. Enfermedad inflamatoria intestinal. Mal aprendizaje.

Saludable-mente: web de Salud con las las últimas noticias sobre Medicina y con especial atención a la Medicina Ortomolecular y al metabolismo humano que es el que mueve la maquinaria humana.