El Magnesio

El magnesio se relaciona con la salud de los huesos. Previene la osteoporosis y ayuda a regular la tensión arterial.

Una ingesta adecuada de magnesio ayuda en el control de ciertas enfermedades circulatorias. También ayuda en la depresión y en los dolores musculares como en el caso de fibromialgias.

La absorción del magnesio es gastrointestinal pero ésta es retrasada si hay un exceso de grasa y de proteínas o un exceso de calcio, de vitamina D o de diuréticos. Su absorción se acelera en presencia de vitamina B6, vitamina C, progesterona e insulina o vitamina E y fósforo.

La absorción del magnesio es importante porque controla el mecanismo del calcio/fósforo interviene en el metabolismo energético. Mejora la absorción de la vitamina B y la C y E. y tiene un importante papel en la coagulación. La hipomagnesia se asocia a la hipocalcemia. Por tanto, es importante la toma de magnesio para equilibrar el metabolismo del calcio.
El déficit de magnesio puede producir nerviosismo, cefaleas, irritabilidad, hiperactividad, psicosis, tics y depresión. Lo suelen prescribir a pacientes con fatiga crónica por sus efectos beneficiosos en el tejido muscular y nervioso.

Todos los productos con contenido de magnesio se utilizan en prevención cardiovascular y salud ósea.
Magnesio
No se le considera oligoelemento porque está presente en el organismo humano en cantidad que supera a la del hierro. Sus necesidades diarias son de 420 mg para el hombre y 320 para las mujeres. Aunque hay autores qu acercan esta necesidad hasta los 800 mg. Es un elemento de actúa en muchas funciones bioquímicas, sobre todo en procesos de detoxificación del metabolismo energético, en el metabolismo del calcio y en la síntesis de proteínas. Regula unos trescientos enzimas. Interviene en la síntesis de los hidratos de carbono influyendo en el metabolismo de la glucosa.

1.- Dónde se encuentra: Soja, almendras, alubias, nueces, pan integral, leguminosas germen de trigo, harina de soja, plantas verdes, cereales integrales, queso, patatas, cacao, pescado de mar, guisantes, judías, lentejas.

2.- Para qué sirve: Favorece la detoxificación alcohólica. Regula la temperatura. Colabora en la salud ósea y de los dientes. Disminuye la tensión arterial y ayuda a regular el músculo cardíaco. Es protector de la trombosis, así que es el gran aliado de las personas con by-pass. También disminuye el riesgo de infarto cerebral. Disminuye el estrés. Disminuye la aparición de cálculos renales con la vit. B6. Ayuda en la síntesis de las lipoproteínas. Previene la arterioesclerosis. Es anti-inflamatorio. Es anti-alérgico. Evita la fragilidad capilar y de las uñas. Es antiviral. La toma de magnesio reduce el riego de síndrome metabólico.

3.- Su déficit qué provoca: Riesgo de procesos pulmonares obstructivos. Aumenta el riesgo de càncer. Mayor incidencia de cálculos renales. Favorece el envejecimiento. Aumenta la incidencia de infarto. Hipertensión arterial. Tics y temblores, excitabilidad neuromuscular, pancreatitis y diabetes. Su déficit se relaciona con un aumento de la proteína PCR, la cual es un marcador de inflamación relacionada con el riesgo de infarto. También puede ocasionar trastornos gastrointestinales y hormonales.


Saludable-mente: web de Salud con las las últimas noticias sobre Medicina y con especial atención a la Medicina Ortomolecular y al metabolismo humano que es el que mueve la maquinaria humana.