Vitamina D

La vitamina D actúa en el crecimiento y como preventiva del cáncer de colon. Se forma con la intervención de los rayos ultravioleta. De ahí, su relación con el sol.

La contienen, entre otros alimentos, la mantequilla, el queso, el hígado de pescado, la leche y la clara de huevo.

También la necesitan los huesos, los músculos y el aparato digestivo.

Todas las presentaciones de vitamina D tiene el objetivo de conseguir un mejor mantenimiento óseo.


Vitamina D:

1.- Dónde se encuentra: exposición al sol, cereales integrales, aceite de hígado de bacalao, salmón cocinado, atún en aceite, leche fortificada con vit. D, huevos, queso.

2.- Para qué sirve: induce la apoptosis celular. Estimula el metabolismo de los lípidos. Beneficiosa para la piel. Regula el sistema inmune. Disminuye el riesgo de muerte súbita. Reduce el riesgo de cataratas. Mejora la función pulmonar. Ayuda en pacientes con asma. Protege las encías. Es positiva en la psoriasis y en dermatitis seborreica. Disminuye el peso porque activa la absorción intestinal. Disminuye el riesgo cardiovascular. Protege frente al càncer de intestino.

3.- Su déficit qué provoca: hipertensión, enfermedad cardiovascular, diabetes, alteraciones cognitivas, parkinson, trombosis, muerte prematura, súbita o por fallo cardíaco. Riesgo de falta de asimilación del calcio y por ello, riesgo de fractura ósea u osteoporosis. Riesgo de tuberculosis. Baja resistencia física. Aumento de infecciones del tracto respiratorio. Riesgo de hiperparatiroidismo. Riesgo de infarto y de osteoartritis. Cáncer. Debilidad muscular y miopatías. Riesgo de cáncer de mama. Riesgo de obesidad o aumento de peso. Mala absorción intestinal y disrregulaciones digestivas.

Saludable-mente: web de Salud con las las últimas noticias sobre Medicina y con especial atención a la Medicina Ortomolecular y al metabolismo humano que es el que mueve la maquinaria humana.