La homeopatía en el tratamiento del cáncer
Los doctores Banerji, de la India, tratan con éxito el cáncer desde hace años con homeopatía.
Entre los productos utilizados citan que el: Arsenicum album a la 3 CH (tiene acción sobre la mucosa gástrica), a la 6 CH (tiene acción sobre las vías respiratorias altas), a la 200 CH (tiene acción sobre la piel). (Referencia Dr. Alberto Martí Bosch. Discovery Salud, 123).

Los protocolos de los doctores Banerji (Pasanta y Pratip) no siguen la homeopatía tradicional en el sentido de que se receta un medicamento para cada individuo, sino que utilizan, como en la medicina clásica, uno para cada cáncer específico, aunque sí que se interesan por los síntomas y la individualidad para precisar más en la terapia:
- Cada cáncer tiene un tratamiento distinto. Aunque ellos utilizan a menudo, la Ruta 6 o ruta graveolens (se dice que esta planta induce a la muerte a las células cancerígenas, es decir que provocaría la apotosis) en el tratamiento de tumores cerebrales. El tratamiento fue combinado con fosfato tricálcico: phosfórica calcárea 3 X. Es decir: Ruta graveolens phosforica 6 C y calcárea 3 X.
La Ruta 6 reduce los telomeros y la telomerasa que tiene un importante papel en la proliferación cancerígena. El tratamiento de Ruta 6 está contraindicado con el vinagre y la vitamina C. (Referencia Dr. Alberto Martí Bosch y Dres. Prasanta y Pratip Banerji).

En su página web, los doctores Banerji aclaran:
(Gráfico de la acción Ruta): La Rutina, el ingrediente activo de la Ruta, es conocida por sus capacidades antioxidantes y anti-inflamatorias y también porque reduce el daño oxidativo en un modelo de roedor. Además, la Ruta se sabe que también tiene una función para proteger la cadena de ADN y evitar que se rompa, con lo cual es útil para prevenir la mutagénesis. El fosfato de calcio activa la fosfolipasa, que rompe el bifosfato phosphalidylinositol, una molécula unida a la membrana de la célula que activa la proteína cinasa C. Así, esta síntesis se puede considerar como uno de los aspectos que inciden en una posible explicación de tales efectos.

- Siguiendo en la individualidad de tratamiento de los cánceres, los doctores Banerji apuntan que tratan el cáncer esofágico con Condurango Marsdenia, 2 gotas, dos veces al día. Y han obtenido buenos resultados.
Citan en su página web:

(Gráfico Condurango): Es muy difícil explicar la acción de Condurango y cómo ayuda en la regresión de los tumores de esófago. Condurango contiene grandes cantidades de taninos. Taninos (comúnmente conocidos como ácido tánico) son vegetales solubles en agua, polifenoles que comprenden un grupo heterogéneo de compuestos. Un creciente cuerpo de evidencia experimental indica que los taninos ejercen una actividad anti-cancerígena y pueden inhibir la proliferación de las células cancerosas e inducen la apoptosis. Los taninos de Terminalia catappa, que es una medicina popular, pueden prevenir la peroxidación de lípidos, la formación de superóxido y tener libre las actividades de captación de radicales. De esta forma, se puede prevenir el cáncer. También se ha observado que la ingesta de ácido tánico en dosis bajas puede producir una quimioterapia de intensa actividad de protección contra el desarrollo espontáneo de neoplasia hepática en ratones C3H macho, muy probablemente a través de la promoción de mecanismos de lucha. Teniendo en cuenta todos estos hechos, se desprende que los taninos de Condurango impiden el desarrollo del cáncer por la promoción de mecanismos de lucha contra los radicales libres del barrido, la disminución de la peroxidación lipídica y la formación de superóxido. Después del desarrollo del cáncer, los taninos de Condurango pueden iniciar los mecanismos de apoptosis en las células tumorales y por lo tanto, producir una regresión en el tumor. Así, nuestros resultados indican que Condurango es un medicamento que se puede utilizar con confianza razonable en el tratamiento del carcinoma de esófago.

- Siguiendo en la individualidad de tratamiento, aunque con líneas generales, los doctores Banerji citan en su página que para el cáncer broncogénico utilizan: Kali Carbonicum 200 C, dos gotas, 3 veces a la semana y Ferrum Phosforicum 3x2, dos veces al día.

En su web apuntan:

Con toda la información hoy disponible, es muy difícil en la actualidad explicar cómo Kali Carbonicum puede retroceder un carcinoma broncogénico, sin embargo, sustancias cancerígenas en el humo del tabaco NNK por ejemplo, estimulan los canales de potasio en diferentes tejidos, incluidos los de pulmón. Una vez más los ATP-abridores de canales de potasio sensibles han demostrado estar involucrados en la protección del tejido pulmonar dañado. Por lo tanto, Kali Carbonicum puede actuar a través de estas vías.
- Y en el sarcoma osteogénico, utilizan: Symphytum 200 C, dos veces al día, y Calcárea phosphorica 3 X, 2 dosis al día.

Vitamina B17 contra el cáncer
Hemos recibido una consulta sobre los beneficios de las semillas de chabacano en la terapia natural del cáncer.
En realidad, procuramos no extendernos en terapias que no están suficientemente probadas o cuyos productos no han sido testados científicamente. Pero, en este caso, como con las semillas de albaricoque o las de damasco (albaricoque del Valle del Hunza), la terapia se basa en que son semillas que contienen esencialmente la vitamina B17 que si se sabe que actúa especialmente en el cáncer.
Todo empezó con el análisis de poblaciones longevas y su dieta. Y se vio que en algunas regiones de Pakistán, como en el valle de Hunza, su población es de las más longevas, tiene poca incidencia de cáncer y en su dieta hay gran cantidad de frutas, cereales y verduras, poca carne, pescado de río y muchos albaricoques (damasco), de los que comen incluso las semillas que son bastante amargas.
Luego se ha visto que son portadoras de la vitamina B17.
En la época hacia finales de la década de los años 60 y los comienzos de los 70 hubo gran agitación política-legal, primordialmente en el estado de California (EE.UU.) a causa de la prescripción médica de la vitamina B-17, también conocida como Laetril, para el tratamiento del cáncer. Procedente de la pepita del carozo del damasco (chabacano, albaricoque). Esta vitamina cura, decidida y definitivamente, el cáncer.
Luego, la industria farmacéutica se opuso a este tratamiento que fue considerado “no oficial” y postergado.

El fundamento inicial es que el cáncer es en realidad producto de una deficiencia vitamínica, y que, contrario a lo que afirma la literatura médica, puede ser evitado e incluso erradicado si se consumen cantidades adecuadas de alimentos con altos contenidos de la vitamina B17, disponible en alimentos ricos en nitrilosidas, como son las semillas de los chabacanos, los duraznos, las manzanas y las uvas rojas.

Pero lo más interesante es el relato que nos hace un testimonio que lo ha probado:
Junto al chabacano, hay otras frutas portadoras de vitamina B17 como la guanábana o fruta del árbol graviola del que se dice que es un producto milagroso con capacidad de matar las células cancerosas, más potente que la quimioterapia y sin sus efectos secundarios.
La fuente de esta información es fascinante: procede de uno de los fabricantes de medicinas más grandes del mundo, quien afirma que después de más de 20 pruebas de laboratorio, realizadas a partir de 1970 los extractos revelaron que: Destruye las células malignas en 12 tipos de cáncer, incluyendo el de colon, de pecho, de próstata, de pulmón y del páncreas.
Los compuestos de este árbol demostraron actuar 10,000 veces mejor retardando el crecimiento de las células de cáncer que el producto Adriamycin, una droga quimioterapéutica, normalmente usada en el mundo.
Y lo que es todavía más asombroso: este tipo de terapia, con el extracto de Graviola, o Guanábana, destruye tan sólo las malignas células del cáncer y no afecta las células sanas. (Noticia del Instituto de Ciencias de la Salud, L.L.C. 819 N. Charles Street Baltimore, MD 1201).
La annona muricata, guanábana o graviola es un árbol de hoja perenne endémico del Caribe, México, Centro y Sudamérica estrechamente relacionado con la chirimoya, que se cultiva como ésta en paises tropicales.

Homeopatía y cáncer:
¿por qué uidar el terreno?

Los expertos dicen que la homeopatía funciona en el cáncer porque trata el terreno. Y que, en el fondo, cuando el cáncer aparece, es porque hay un terreno “muy tocado”, es decir un metabolismo muy ácido y poco oxigenado, el contrario precisamente, del que necesita una célula sana para vivir, la cual vive bien en un terreno alcalino, rico en oxígeno, con muy poco sodio.

Se sabe que mientras las células sanas consiguen su energía a través de la oxidación, porque gracias al oxígeno generan ATP (Adenosin Trifosfato).
El ATP es la molécula base de la energía del núcleo celular.
En cambio al acidificarse el terreno (en caso de cáncer) y escasear el oxígeno, las células, para sobrevivir, obtienen la energía de otra forma: utilizando ácido pirúvico en lugar de oxígeno para conseguir ATP. Lo que genera como residuos alcohol y ácido láctico.

Por lo que mientras que una célula sana vive con oxígeno en un terreno alcalino, la célula cancerosa alcaliniza su núcleo para sobrevivir cargando su citoplasma de sodio de manera desmesurada. Y entonces utiliza proteínas dextrógiras en lugar de levógiras, ya que éstas viven en medios ácidos. Por lo que un tumor vive en un medio ácido, alimentándose de proteínas dextrógiras y sin oxígeno.

Por esta razón es tan importante tratar el "terreno".
Marcadores no convencionales del cáncer
Se sabe que en casi todos los cánceres aparecen presentes:
- altos niveles de cobre
- bajos niveles de selenio
- bajos niveles de hierro
- bajos niveles de albumina
- altos niveles de fibrinógeno
- altos niveles de alfa y beta globulinas
- altos niveles de PCR
- altos niveles de Vsg
La bajada de la albumina suele estar relacionada con un mal funcionamiento hepático con cierta toxicidad hepática.
El selenio bajo pone de manifiesto una bajada de represores del cáncer que son los que inducen la apoptosis.
La DHEA es una hormona masculina que se encuentra en hombres y en mujeres. Y es importante para detectar la agresividad cancerígena.
La Homocisteína elevada significa que existe una disminución de la actividad de metilación. Lo que se traduce asimismo como riesgo cardiovascular o de enfermedad degenerativa.
Un aumento de la Fructosamina se ha revelado relacionado con la agresividad del cáncer.
Los niveles de insulina pueden ayudar a predecir la supervivencia de cáncer de pecho.
Hay otros marcadores, como: la hipogamaglobulina que expresa una inflamación intestinal que se expresa asimismo con mocos, ruidos en los oídos o dificultades en la nariz y dolores articulares.
Además, las molestias articulares también expresan que el riñón no trabaja bien.
(Fuente informativa: Dr. Antonio Marco Chover).

Terapia antioxidativa en el cáncer

Estudios experimentales realizados con antioxidantes y vitaminas y algunas plantas han puesto en evidencia que estos productos inducen selectivamente la apoptosis de células cancerígenas. Pero, además, se sabe que la terapia antioxidante previene la angiogénesis y expansión metastásica, lo que sugiere el papel de los antioxidantes como coadyuvantes en la terapia del cáncer. Esta terapia mejora asimismo el estrés oxidativo y permite evitar la peroxidación y las lesiones mitocondriales”.
El NAC como terapia antioxidante se ha demostrado que es capaz de disminuir el peso de un tumor primario y de retrasar su formación. Afecta el proceso de invasión debido a la inhibición de gelatinasas por el grupo sulfidrilo, además de los efectos antioxidantes de este thiol. Disminuye asimismo la cardiotoxicidad de los citostáticos doxorubicina (DOX, Adriamicina). Y es capaz de inactivar las metástasis latentes asociadas a las metaloproteinasas. El NAC aumenta los niveles de glutation en un 38%. Inhibe la angiogénesis y la actividad enzimática y convresión de formas activas de gelatinasas producida por las células endoteliales inhibiendo la angiogénesis y preservando las células sanas.
Dentro de la terapia antioxidante, la coenzima Q10 consigue desaparecer la metástasis hepática (Lockwood K, Moesgaard S, Yamamoto T et al. “Progress on therapy of breast cancer whith vitamin Q10 and the regression of matastsses” Biochem Biophys Res Commun 1995, jul 6, 212).
El ácido lipoico es especialmente tóxico frente a las célulasa de la leucemia y se cree que puede inducirlas a la apoptosis porque es capaz de activar al 100% la enzima caspasa que destruye las células de la leucemia.

Aminoácidos
La lisina y la prolina son dos aminoácidos que estimulan la síntesis del colágeno bloqueando la posibilidad de metástasis. Junto con la vitamina C, lisina y prolina favorecen y estimulan la síntesis del colágeno y la elastina, con lo cual son perfectos para conseguir un antiaging dérmico. Pero, asimismo, la lisina bloquea el efecto de las colagenasas bloqueando la progresión del cáncer. Se sabe además que la lisina puede bloquear la enzima activadora del plasminogeno urokinasa, sin el cual, las células cancerígenas no pueden expandirse.
La lisina es un inhibidor de la plasmina y de otros enzimas relacionados con la digestión del colágeno. La combinación de vitamina C, lisina, epigalocatequina galato, lisina y prolina pueden inhibir la actividad de las enzimas destructuras del colágeno. Además podrían inducir la apoptosis.
La reducción de los niveles de arginina se asocia con un aumento de riesgo de tumores.
La taurina favorece la capacidad detixificante hepática y estimula los macrófagos. Es un antioxidante y alcaliniza la célula. Baja el sodio intracelular.
La L-glutamina disminuye la duración y severidad de la estomatitis inducida por la citoxicidad de la quimioterapia. Aumenta la producción de glutation y éste disminuye los niveles de protaglandina 2.

Ácidos grasos
Los omegas inhiben el crecimiento tumoral en un 30 o 40%. El DHA es más potente que el EPA. Ambos disminuyen la proliferación tumoral debido a la disminución de metil- H3 timidina y de al expresión de proliferación de proteínas asociadas. El EPA y el DHA inducen la apoptosis por disminución del potencial en la membrana mitocondrial aumentando la actividad de las caspasas y la fragmentación del ADN.
El ácido linoleico conjugado o CLA puede inhibir la angiogénesis.
El lycopeno confiere protección ante el cáncer de pulmón en fumadores. Previene lesiones en el ADN en los pacientes con cáncer de próstata. Es capaz de disminuir los niveles de antígeno específico prostático disminuyendo las lesiones oxidativas en el ADN (Nutr. Cancer, 2003,47).

La melatonina
Se sabe que la melatonina inhibe el cáncer de mama. Se sugiere que actúa como un antiestrógeno y altera las hormonas responsables del crecimiento celular de los tumores hormonodependientes. Puede modificar las citokinas inflamatorias como la IL1 y la IL2 y IL6, FNT que estimulan la expresión de la leptina que inhibe o reduce el apetito.
Un estudio realizado en 643 hombres y mujeres entre 1992 y 2003, los pacientes que tomaron melatonina obtuvieron un 44% de disminución de riesgo de muerte (Leslie Axelrod et al. “Melatonin in the treatement of cancer: A systematic Review of Randomized Controlled Trails and Meta-Analysis”. 20 Annual Meeting of the American Association of Naturopathic Physicians. 24-26 Agosto 2005).
Vitaminas C y E en el tratamiento del cáncer

Según publica la revista de la SEME (Sociedad Española de Medicina Estética), reproduciendo una nota de Europa Press referente a unas declaraciones del doctor David W. Golde, oncólogo americano, el consumo de vitamina C, presente en tomates, limones y naranjas y en algunas verduras, ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer, Este especialista, catedrático de Oncohematología, ya ha realizado sus primeras investigaciones en el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center de Nueva York.
El equipo de Golde ha inicido los primeros estudios de laboratorio para estudiar la eficacia de la vitamina C a la hora de prevenir enfermedades cancerígenas. Los investigadores detectaron que tras inyectar vitamina C en células que realizaban mutaciones, éstas se podían prevenir, según explicó hoy este especialista.
La vitamina C, al igual que otras sustancias, "tiene un efecto antioxidante y previene las mutaciones de las células, una de las causas en la aparición del cáncer", aseguró Golde. Hay otro tipo de nutrientes antioxidantes como la vitamina E o el selenio, aunque no se ha demostrado su capacidad de protección contra estas enfermedades, añadió.
Golde considera "prioritario" introducir la ingesta de la vitamina C en una dieta equilibrada, rica en vegetales, fruta y pescado azul, frente a los complejos vitamínimos que se pueden encontrar en el mercado. Por el momento, su equipo no ha podido determinar las cantidades necesarias de vitamina C que el organismo necesita para protegerse frente al cáncer.
Este experto advierte de la "dificultad" de realizar ensayos clínicos para demostrar el efecto protector de la vitamina C por el obstáculo a la hora mantener la misma dieta alimentaria. Golde, quien aseguró consumir 1.000 miligramos diarios de vitamina C, aparte de la dieta que sigue habitualmente, aconseja especialmente la ingesta de tomate, rico también en vitamina E.
También recomendó "abandonar el tabaco y hacer ejercicio físico para evitar la obesidad, que también contribuye en la aparición del cáncer". De hecho, el 85 por ciento de casos de cáncer de pulmón están causados por la acción del tabaco, "enfermedad que en Estados Unidos ya es la primera causa de muerte entre las mujeres", señaló.
Según Golde, entre el 60 y el 80 por ciento de enfermedades cancerígenas podrían prevenirse con la aplicación de hábitos saludables

Las semillas de albaricoque contra el cáncer

Desde la década de los setenta del pasado siglo había estudios que aconsejaban las semillas de albaricoque contra el cáncer. Pero, la estricta legislación sobre terapéutica oncológica de Estados Unidos, traspasada a Europa y a otros países, hizo desechar esta experiencia positiva en su inicio.
Pero, hace algún tiempo, más recientemente, se descubrió que las propiedades curativas de la vitamina B-17 (de la que también hablamos), procedente de estas semillas, es específica contra del cáncer. Y sus propiedades se deben a que en presencia de agua y de la enzima beta-glucosamidasa, la molécula de B-17 genera cianuro y benzaldehido.
Estos compuestos son, individualmente sumamente tóxicos, pero funcionando en simbiosis multiplican sus efectos por un factor que se calcula los hace cerca de 100 veces más potentes.
Esta enzima, la beta-glucosamidasa, se encuentra en cantidades significativas en las células cancerosas, y muy poco en el resto del cuerpo, por lo general hasta 100 veces más. Por consiguiente, estas sustancias tóxicas destruyen únicamente a las células cancerosas. Una verdadera quimioterapia, específica, localizada y muy eficaz.


En el caso del cáncer, estudiando su proceso, en la aplicación del punto de vista sistémico (ver Medicina sistémica), sabemos las circunstancias generales de por qué se ocasiona y qué ha fallado cuando se ha producido el proceso. Pero también podemos afinar más y conocer el proceso celular en mayor detalle:
En el primer caso, sabemos, de manera general, que cuando se ha producido un cáncer es:
1.- Porque ha fallado el sistema inmunológico o de defensa del individuo, y no se ha producido la apoptosis o suicidio natural de las células anormales.

2.- También ha sucedido que, en el fondo, puede que hubiera una inflamación crónica no cuidada por este individuo, y que estuviera en la base del proceso.

3.- Y en tercer lugar, puede que se hubiera producido asimismo una crisis o estrés que hubiera intervenido en el proceso, desorganizando todo el metabolismo de este individuo.
4.- Pero, además, se ha producido la angiogénesis o nacimiento de nuevos vasos que han alimentado el tumor dándole vida y quitando paulatinamente la de este individuo.

Por tanto, desde este punto de vista sistémico, hay que tender a:
- promocionar la apoptosis o muerte de las células anormales (y esto se puede hacer con la modificación de la dieta)
- hay que vigilar las inflamaciones y cuidarlas (con terapias adecuadas, propias de la Medicina ortodoxa)
- y evitar la angiogénesis o procurar que no se produzca (mediante la dieta).
- puede que el individuo precise asismimo de ayuda psicológica o terapias corporales de desahogo.


1.- Sabemos que hay alimentos que inducen la apoptosis, como el brócoli
2.- Los anti-inflamatorios son buenos aliados
3.- Cada individuo puede elegir la ayuda terapéutica que considere más adecuada: terapias corporales (gestalt), ayuda psicológica o desechar simplemente su estrés.
4.- También hay otros alimentos que privan la angiogénesis como el té verde, la cúrcuma, la canela y otros.
En otro apartado, recurriendo al proceso de vida celular, los expertos dicen que la homeopatía funciona en el cáncer porque trata el terreno. Y que, en el fondo, cuando el cáncer aparece, es porque hay un terreno “muy tocado”, es decir un metabolismo muy ácido y poco oxigenado, el contrario precisamente, del que necesita una célula sana para vivir, la cual vive bien en un terreno alcalino, rico en oxígeno, con muy poco sodio y utilizando proteínas levógiras (con giro a la izquierda) que son estables en este medio.

Las teorías del Dr. Rhat

Las teorías del Dr. Rath sobre el cáncer, basadas en la Medicina Biológica y Ortomolecular.
No olviden los lectores los beneficios de la vitamina C y el té verde en su prevención del cáncer de todo tipo.
Ver:

El brócoli, el principal alimento anticáncer

El brócoli es el alimento anticáncer por excelencia. Deberíamos comer al menos tres veces por semana, o dos como mínimo, con el fin de tener siempre en la sangre niveles de indo-carbitol, el componente del brócoli que es el responsable de su olor cuando se cuece.
- ¿Que hace el indo-carbitol o cómo actúa?
El indo-carbitol induce a las células cancerígenas a auto-suicidarse. Así de simple.
- ¿Por qué?
Porque hay una ley natural que, inducida por nuestro sistema de defensas, impulsa a las células anormales a autoinmolarse. Es lo que se denomina la apoptosis celular.
Y se ha demostrado en el laboratorio que el indo-carbitol es una de las sustancias que induce a la apoptosis a las células cancerígenas.
En realidad, se ha visto que de los brotes de brócoli y de otras crucíferas como las coles de Bruselas se puede obtener sulforafano, un extracto del que el brócoli contiene un 2%.
Estudios celulares y en animales han demostrado que este sulforafano neutraliza los carcinógenos activando los enzimas de desintoxicación y reforzando el estatus antioxidativo.
Es especialmente interesante esta experiencia porque se ha visto que protege a los animales de procesos neoplásicos inducidos químicamente, y tiene un efecto inhibidor sobre el Helicobacter pylori, una bacteria que infecta el mucus del estómago y del intestino, de la que se dice que es responsable de gastritis, úlceras y cáncer de colon.
En un experimento in vitro sobre células de cáncer de hígado de ratones, el sulforafano aumentó el nivel de las enzimas de desintoxicación de fase II, es decir, la glutationa-S-transferasa y la quinina reductasa.
También se ha visto que, en las ratas hembra, la incidencia de un cáncer de mama inducido químicamente se reducía claramente si los animales habían recibido sulforafano.
Y también se comprobó que se reducía el tamaño de los tumores en los animales que habían recibido sulforafano por vía oral. Asimismo se comprobó que la administración de polvo de brócoli a ratas machos inhibió el desarrollo de lesiones cancerosas inducidas químicamente en el colon.
La administración de sulforafano a ratones infectados por Helicobacter pylori disminuyó la cantidad de bacterias en la mucosa gástrica de estos animales y detuvo el desarrollo tumoral gástrico, inducido por el benzopireno.
Lo mismo sucedió con el cáncer de mama. La administración de sulforafano a ratones a los que se les había trasplantado un tumor de próstata disminuyó entre un 50 y un 70% el tamaño de los tumores. Y finalmente, la administración de sulforafano a pacientes infectados por Helicobacter pylori redujo de forma significativa la cantidad de bacterias.

(Fuente: "Dietética antiaging y anticáncer". M. D. Muntané. Ed. Díaz de Santos. 2009).
El bicarbonato en el tratamiento del cáncer

VER:
http://www.youtube.com/watch?v=GwkDZCqUus8&feature=related
y:
http://www.youtube.com/watch?v=wZ4u_ZlD9nY&feature=related
y:

Fitoterapia del cáncer de próstata

La idea básica expuesta por doctor Winnicki sobre el objetivo de esta terapia es que debe reducir la secreción de testosterona y que ha de suplantar las otras opciones castrantes como quitar los testículos quirúrgicamente o utilizar drogas químicas castrantes como el Zoladex. Y se ha demostrado que se dan resultados similares con estas drogas o con fitoterapia.
El doctor Winnicki aseguraba que “las experiencias realizadas con Zoladex o drogas similares en paralelo a otros pacientes tratados con fitoterapia,aportan datos que confirman que la supervivencia es superior cuando el tratamiento es fitoterapéutico. Así que resulta que después de un año, los tratados con drogas sobreviven el 70%. A los 2 años, este resultado desciende porque existe un fenómeno muy conocido por los andrólogos que saben que los enfermos no viven más de dos años porque los tratados con estas drogas desarrollan una reacción refractaria hormonal. Y es precisamente, después de este tiempo, cuandos los resultados de los tratamientos fitoterapéuticos despegan y se diferencian en su positivez.

A criterio del doctor Winnicki, los tratamientos con fitoterapia pueden ser con:
- Prostasol: que consiste en fitoestrógenos y hay miles de pacientes que han probado este producto. Se ha comprobado en el laboratorio que reduce el efecto de la testosterona u hormona masculina.
- Sabal serrulata que es una planta que también se aconseja para conseguir un aumento de los senos en las mujeres.
- Saw Palmetto que es una proteína germinativa que puede incluso ayudar a solventar la calvicie, según algunos trabajos. Con lo cual, podemos, asimismo establecer su relación antiandrogénica. Con Saw Palmetto se ha preparado el Proteovit que se utiliza para la calvicie. Aunque se vende asimismo en cápsulas o tabletas, el extracto natural de Saw Palmetto.
- Rashi Mushroom, del que se ha comprobado en el laboratorio que induce la apoptosis celular de las células cancerígenas.
- Ganoderma lucidum que es un champiñón que se encuentra en las zonas cálidas. Se cultiva en Malasia. Se le concede que tiene efectos contra el asma, la diabetis, la artritis o la osteoporosis, entre otras enfermedades. La conclusión actual es que esta planta asociada a la quimioterapia habitual puede hacer que los pacientes de cáncer vivan más porque actúa contra los polisacáridos, lo que se traduce en un efecto antitumoral.
- Curcuma longa o Curcumina que es una raíz que se utiliza en la India para fabricar el curry. Hay evidencias sobre la Curcumina de que inhibe el factor de crecimiento e inhibe la tirosina, lo que causa la apoptosis de las células cancerígenas. Se utiliza asimismo como anti-inflamatorio y como antioxidante.
- Bio-Bran (MGN3): Es otra planta muy usada y conocida como MGN3. Se produce del arroz en los polisacáridos de la cáscara de arroz donde hay muchas moléculas de glucosa y de agua, lo cual facilita su diferenciación y absorción. Las moléculas grandes se reparten utilizando una enzima de un hongo: el Arabinoxylano. Y con esta elaboración se obtiene el Bio-Bran.

Homeopatía en el cáncer

Ya tratamos en otro apartado los protocolosde tratamiento del cáncer con homeopatía, ideados por los doctores Banerji.
El doctor Luis de La Serna y del Pueyo disertó en Valencia sobre la Homeopatía en el cáncer apuntando a una serie de remedios homeopáticos capaces de estimular el sistema inmunitario o de ayudar a un buen drenaje en caso de ser combinados con tratamiento quimioterapéutico. Y se refirió asimismo a algunos otros con capacidad de conseguir una remisión del cáncer, aunque fue muy prudente en este sentido.
El ponente apuntó que “lo primero que le interesa personal y profesionalmente, en un paciente de cáncer que acude a su consulta, es su estado mental. Porque es muy importante en la evolución de la patología, a la vez en que la angustia mengua calidad de vida y proporciona un sufrimiento añadido”.
“La Homeopatía, decía, no quita los problemas, pero quita sufrimiento. Y esto es muy importante”.
“Yo clasifico a los enfermos, apuntaba, en dos clases: los que yo llamo rumiantes porque dan vueltas siempre sobre el tema y no son capaces de distenderse porque están obsesivos con ello. Y los que presentan complejo de culpa y sólo se hacen reproches”.
“En estos casos, añadía, Digitalis va muy bien para el complejo de culpa y el dolor de corazón. La Árnica funciona en casos de choque emocional en que puede estar sumergido el paciente. Y la Sílicea es aconsejable después de la intervención cuando el enfermo está agotado psíquica y físicamente”.
Luego, el doctor De la Serna se referiría a varios tipos de remedios homeopáticos que suponen distintas formas de enfrentarse a la enfermedad:
- La micro inmunoterapia que estimula y frena o modula el sistema inmunitario
- La familia de los arsenicales, muy útiles en enfermos de psoriasis o leucemia, según el “New England Medecine”. Se sabe que el arsénico induce la remisión del cáncer en leucemia y que el licor arsenical es broncodilatador y sustituye al fósforo de las lecitinas produciendo un aumento del peso corporal.
- La familia de los Cadmium, como el Cadmiun Fosforicum
- Los drenadores linfáticos y hepatobiliares que son terapias coadyuvantes en caso de que el enfermo reciba quimioterapia
- Y en la misma línea, las isoterapias de quimiterápicos concretos y de otras sustancias.
“La Isoterapia de la quimioterapia es una dilución DH que va a proporcionar al paciente una mejor calidad de vida. Y aunque no va a evitar que le caiga el pelo, va adisminuir su estado de postración”.
“Habrá que añadir a estos apartados, los Corticoides que son recetados por el oncólogo y que yo, apuntaba, intento bajar más rápidamente con isoterapia del producto”.
- Y otros, como los oligoelementos como el selenio, el cobre, el oro, la plata o el manganeso
- Finalmente, una atención a la dieta: sin carnes rojas ni de cerdo, sin moluscos, ni marisco, sin dulces, ni hidratos de carbono refinados, sin pescado azul, ni naranja ni mandarina.
El aloe vera contra el cáncer
Una sencilla receta basándose en sábila, preparada por un sacerdote franciscano que no se opone a revelarla, causa revuelo en las montañas de Judea. "No es un milagro, dice, ú puedes curar el cáncer y otras enfermedades".
Ese franciscano brasileño que trabaja en Belén de Israel, dice curar el cáncer, gracias a una fórmula de productos naturales, muy fácil de elaborar. Y no sólo cura el cáncer.. También lo previene. El cura en cuestión no es taumaturgo, ni curandero, ni médico. A la pregunta de sí es verdad según se oye, que cura el cáncer, responde": Yo curo el cáncer, tú puedes curar el cáncer y cualquier persona que lo quiera lo puede curar, sin hacer milagros, simplemente aplicando los elementos que produce la naturaleza. La Naturaleza tiene remedios para curar las enfermedades. Basta descubrirlos".
La receta es:
- 1/2 kilo o litro de miel pura de abejas •
- 2 hojas grandes ó 3 pequeñas de la planta llamada Sábila (en otros países se conoce como Aloe Vera)•
- 3 cucharadas de coñac, whisky, tequila o aguardiente (esto se usa como vaso dilatador).
Se le quita el polvo y las espinas a la hoja de Sábila, se cortan éstas en pequeños trozos, luego se introducen todos los elementos, antes citados, en una batidora eléctrica o licuadora. Se bate hasta que se vea que se forma una pasta viscosa. Ya esta lista para tomar.
Se puede dejar fuera de la nevera o ponerse en el refrigerador, al gusto de cada cual. No debe quitarle la cáscara a la Sábila, ni colar el remedio. Fray Romano dice que debe tomarse una cucharada grande, 3 veces por día, 15 minutos antes de cada comida. Esto debe hacerse por 10 días seguidos. Fray Romano aconseja agitar el frasco antes de cada toma.
El fraile advierte que si después de haber tomado la bebida salen abscesos en la piel, esto es buen síntoma. Continúa diciendo que si después de la primera toma no se han obtenidos los resultados deseados, repetir después de haberse hecho los exámenes pertinentes a ver si el tumor no ha cedido, beber 4 veces más, hasta la curación total. Desde hace 6 años que el fraile está usando esta receta, gratuita, con óptimos resultados. Ha curado a varias decenas de personas en Belén y sus alrededores. El dice que no sólo cura el cáncer, sino que también lo previene. Cura el cáncer de la piel, del cerebro, del pulmón, de la próstata, la leucemia, etc., etc... También cuenta que últimamente ha curado a una religiosa italiana de 29 años, enferma de esclerosis. El que desee un testimonio de uno que estaba desahuciado de cáncer pulmonar, puede contactar al Sr. Fausto Pimentel, en Santo Domingo, Republica Dominicana al teléfono: (809) 247-2316.
Este señor es el que publicó lo que he contado más arriba, como agradecimiento a la vida por haberse curado cuando sólo le daban pocos días de vida. Por mi parte, como dije anteriormente, tengo testimonios de otras personas que también se han curado al igual que el Sr. Pimentel.
Cabe hacer mención que no sólo es para curar el cáncer, es un restaurador de células naturales, y refuerza nuestro sistema inmunológico.
¿Este tratamiento cura toda clase de cáncer? Si. ¿Qué tipos de cáncer cura de hecho? Todos.
Se sabe que ha habido muchas curaciones de muchas clases de cáncer: Cáncer de piel, de garganta, del seno, del útero, de próstata, del cerebro, del hígado, del intestino, de leucemia, etc... Incluso en personas diabéticas.
La Dieta Budwig

La dieta de la doctora Budwig ha cobrado fama entre los tratamientos alternativos del cáncer.
Pero también relacionándola con la curación de otras patologías degenerativas como la fibromialgia o el déficit de atención de los niños, la esclerosis múltiple, la artrosis o la artritis.
En realidad, la dieta Budwig es tenida hoy como una gran herramienta terapéutica asociada o no a otros tratamientos e incluso como coadyuvante natural para conseguir una mejor oxigenación de ciertos tejidos envejecidos o deficitarios.

Estructura de la dieta
Consiste en la toma de aceite de linaza o semillas de linaza en polvo recién molidas, junto a requesón.
La razón de esta mezcla es biológica, porque las semillas de linaza si no son mezcladas con el requesón son expulsadas por el intestino. El requesón las fija y hace que su contenido en oxígeno sea absorbido por el organismo y llevado al tumor.
Una persona requiere al día, la toma de 6 cucharadas soperas de polvo de semilla de linaza como mínimo, adaptando la cantidad de requesón según apetito ("la cantidad de requesón no es importante", me remarcaría, el doctor Hilu) y algún trozo de fruta en la mezcla, si quiere.
El especialista recomienda obtener este combinado con la batidora. La mezcla se puede endulzar con miel o con alguna fruta de preferencia.
A la hora y media, debe tomarse un zumo de remolacha con lino. Al mediodía, una ensalada con lino y requesón y una sopa con lino, el equivalente a unos 60 grs o tres cuchradas de aceite de linaza. Si se utilizan semillas, éstas deben ser molidas en el molinillo de café y utilizadas enseguida para que no se oxiden y pierdan su función. Se han de ingerir antes de 20 minutos después de haberla batido con el requesón. Si se guarda en la nevera, la mezcla deberá estar muy bien tapada o en un recipiente con extracción de aire y siempre en botella o frasco oscuro para que no deje pasar la luz.
El doctor Hilu advertía que el grano requiere, respecto del aceite, el doble de la ración correspondiente. Es decir, tres cucharadas si es aceite y seis si se trata de semillas. Claro que la ración ha de ser personalizada en función del peso. Por lo que podemos estar hablando de seis cucharadas soperas o de doce.
Si se trata de personas alérgicas a la lactosa, el doctor Hilu recomendaba enemas de aceite de lino; “porque los últimos diez centímetros de recto son muy porosos y su absorción es máxima. Se puede absorber entre ¼ de litro y medio litro sin problemas; porque la absorción es total en este punto, como sucede en el caso de un supositorio y sólo requiere unos momentos de retención”.
Algunos estudios y publicaciones recomiendan esta dieta incluso para toda clase de enfermedades crónicas, especialmente cardiopatías (trombosis coronaria), diabetes y artritis. Dicen que mejora el oído y la vista. También se considera una dieta ideal para los niños autistas.
La Dra. Budwig recomendaba también una dieta de vegetales y frutas en su calidad de anti-cancerígenos crudos y de preferencia orgánicos. Éstos incluyen el repollo (tanto crudo como fermentado en la forma de chucrút -- en inglés, "sauerkraut"), tomates, zanahorias, brócoli, berro, ají picante, piñas, papaya, kiwi, y otras, enteros y en jugo. Y se hace imprescindible el consumo de pescado pero no acepta, como decíamos, ni la carne roja, ni pollo, debido a la posibilidad de que estén contaminados con químicos como hormonas, vacunas, y otros.
También recomendaba baños de sol de manera regular para captar vitamina D, hacer ejercicio físico (adecuado a la condición del paciente), descanso, y manteniendo una actitud mental tranquila y positiva.

Prohibiciones
Sin embargo, se prohibe totalmente el azúcar, sólo se puede utilizar zumo de uva para endulzar o algunas frutas mezcladas con zumos naturales. Y se prohiben todo tipo de grasas animales, así como salsas grasas como la mayonesa y todo tipo de carnes rojas. También está prohibida la mantequilla, la margarina y alimentos con conservantes, de los cuales la experta decía que bloqueaban el metabolismo, incluso el del aceite de linaza. En cambio, se recomienda tomar algo caliente con frecuencia, como tés o infusiones, unas tres veces al día.
También se prohibe el alcohol que tarde o temprano se transforma en azúcar, porque las células cancerígenas son glucodependientes. Excepción hecha del champán francés con aceite de linaza para tumores cerebrales. El café y el tabaco también están prohibidos. Así como el marisco y las latas y conservas y los pescados de piscifactoría porque son alimentados .

Por qué ceite de linaza y requesón
Hay versiones que aseguran la calidad preventiva de la dieta Budwig pero que niegan sus posibilidades curativas. No es así. Esta dieta no es sólo preventiva sino también curativa del cáncer. Y así lo demostró la doctora Budwig en sus 1.200 enfermos tratados con éxito. Argumentaba que la ausencia de ácidos linol en la dieta promedio occidental es la responsable de la producción de oxidasa, la cual provoca la aparición del cáncer y de otras muchas enfermedades crónicas. De ahí que se considere que la toma de ácidos grasos Omega 3 tiene carácter preventivo.
Su teoría se fundamenta en que el uso de oxígeno en el organismo se puede estimular con compuestos proteicos que contengan azufre, porque éstos hacen solubles en agua a los aceites. Uno de estos compuestos azufrados es el requesón de la leche, aunque también se encuentra presente en el queso, las nueces, las cebollas y el ajo, pero principalmente en el requesón. Así que el requesón es el aliado más exclusivo del aceite de linaza porque es capaz de transportar este aceite hasta las células cancerígenas. Y como el aceite de linaza es captador de oxígeno, como queda demostrado al ser utilizado en las pinturas al óleo porque permite la rapidez de su secado al entrar en contacto rápido con el aire, entonces el oxígeno llega a las células cancerígenas que viven y proliferan gracias a su falta de oxigenación. De modo que este tipo de dieta oxigenada acaba por ahogar a las células malignas y provoca la apoptosis de las mismas.
Los especialistas advierten que es necesario usar solo aceite de linaza sin refinar, cold-pressed con alto contenido de acido linolico, such as linseed. Y el doctor Hilu añade que no tengamos en cuenta muchas informaciones de internet que nos relacionan este aceite de linaza con el de girasol o de soja u otro tipo de aceite; porque se trata de falsas informaciones; ya que estos productos no cuentan con la capacidad de atrapar el oxígeno que es específica del de linaza.

Champán francés con aceite de linaza para los tumores cerebrales
“El lino es como un imán para el oxígeno, recalca el doctor Hilu. En el organismo, se consigue lo mismo y atrae oxígeno y lo pasa a las células cancerígenas que viven sin él. Pero también tienen falta de oxígeno muchas células de tejidos que sufren enfermedades degenerativas como en la osteoporosis o la artritis. La doctora Budwig trataba con esta dieta unas cincuenta patologías. Yo la utilizo en el déficit de atención y en la fibromialgia y otras patologías. Claro que la mayoría de médicos no prestan atención a este tipo de terapia. Porque se preguntan ¿cómo es posible que existan unos 5.000 fármacos para tratar este tipo de enfermedades degenerativas, de manera que amagan o debilitan su sintomatología sin curarlas, y un simple requesón con aceite de linaza pueda curarlas? Y neciamente desprecian la fórmula. Por lo mismo que la doctora Budwig en vida fue tomada poco en serio. Y sin embargo, si uno lo estudia bien y se para a pensar en los parámetros básicos de la dieta, el razonamiento tiene un gran sentido. Porque todo empieza en la célula. La membrana celular tiene una permeabilidad y sus poros permiten la entrada de oxígeno y nutrientes al citoplasma y esta membrana permite asimismo salir a los detritus. Pero, ¿qué sucede si la membrana celular se endurece y pierde su porosidad? Que la matrix acumula detritus y la célula se intoxica y si este estado se hace crónico porque los poros se taponan y la matrix (que la tienen todas las células de todos los tejidos, menos las células sanguíneas) se intoxica, sufre hipoxia o falta de oxígeno, entonces no entran nutrientes y las nitocondrias no producen ATP y las toxinas tampoco pueden salir. Así que este proceso, con el tiempo, da lugar a enfermedades degenerativas de este tejido o bien al cáncer. Y el cáncer se produce cuando este desajuste penetra en el núcleo celular y la degeneración induce un cambio genético”.
“Así que esta dieta encaja totalmente en los paradigmas de la Medicina celular”, remata el doctor Hilu.
Y sigue: “La doctora Budwig buscó y encontró un barrendero celular que son estos ácidos grasos polinsaturados que ablandan la membrana celular quitándole la grasa saturada y restableciendo su permeabilidad y consiguen hacer entrar oxígeno a las células y sanarlas”.
¿Pero si estamos frente a un tumor cerebral? ¿Cómo es posible hacer llegar el aceite de linaza al cerebro?
La doctora Budwig sabía que el alcohol llega rápidamente al cerebro y la variedad de alcohol que llega con mayor rapidez es el champán, seguramente por su burbujeo. Sólo que tenía que ser el verdadero champán francés realizado con el método champagnoise que no añade azúcar en el proceso. Así que para la curación de los tumores cerebrales recomendaba champán francés con aceite de linaza, una copa de champán con una cucharada sopera de aceite.
“El alcohol se absorbe en el estómago, matizaba el doctor Hilu. Pero el burbujeo va rápidamente al cerebro y aporta el oxígeno a las células”.

Es muy interesante que veais esta página de you-tube, con varios vídeos de interesantes conferencias sobre el cáncer y sus orígenes:
Prevención del cáncer

Los homeópatas son especialistas médicos que conceden una gran importancia al terreno (cuerpo y mente juntos). Los expertos conocedores de las claves de lo que llaman terreno nos dicen que para que se desarrolle un cáncer, debe encontrar un terreno adecuado. Y no lo es, si está en perfecto equilibrio metabólico u homeostasis. En cambio, si las células habitan en un terreno ácido, puede que desarrollen un cáncer convirtiéndose en alcalinas, como medio de sobrevivir.
Por tanto, una buena prevención pasa por:
- Evitar la acidificación celular
- Y conociendo los mecanismos que inducen al cáncer, evitarlos. ¿Cómo? En base a varios principios elementales que conocemos:
Para evitar la acidificación celular, habrá que evitar alimentos que la induzcan como la carne roja, el azúcar, el café…
Los expertos dicen que en un organismo humano siempre hay alguna célula cancerígena que si no prolifera, ella misma se auto-suicida y muere sin mayores consecuencias. Por tanto, hay que conocer los mecanismos por los que se puede inducir al suicidio de estas células y a su no proliferación:
Las células cancerígenas son gluco-dependientes. Por tanto, habrá que evitar el azúcar, en particular blanco, y todos los alimentos con alto índice glucémico.
Para que un tumor se desarrolle, debe contar con vasos sanguíneos que lo alimenten. Por tanto, el organismo deberá estar dispuesto a desarrollar nuevos vasos que recorran la nueva proliferación. Recurriremos a alimentos que sean capaces de inhibir la angiogénesis o nacimiento de nuevos vasos, como por ejemplo, el té verde o la cúrcuma.
Sabemos también que algunos alimentos inducen a este auto-suicidio del que habíamos hablado. Se trata de la apoptosis como elección libre de las células que se auto-suicidan cuando se reconocen enfermas o anormales. Nuestra dieta no podrá obviar los alimentos capaces de inducir la apoptosis celular, entre ellos, el brócoli.

Por tanto, una dieta anticáncer ha de mirar a:
- Alimentos que inhiban la angiogénesis
- Alimentos que induzcan a la apoptosis
- Eliminar el azúcar


Pero asimismo, la buena gestión de nuestro organismo humano como si fuera una excelente máquina (que lo es) de nuestra empresa, la cual ha costado mucho dinero, nos obliga a un impecable mantenimiento, lo que significa: mantener una acción continuada que se fundamenta en conseguir vivir en constante homeostasis de nuestro metabolismo. Recordemos que la homeostasis es el estado de perfecto equilibrio en el que nada falta ni nada sobra. Es como el reglaje perfecto de un motor.
Y este equilibrio habrá de ser: bioquímico. Para lo cual precisaremos un estudio completo de nuestras necesidades y condensarlas en la dieta, que deberá ser completada con suplementos alimentarios que consigan esta puesta a punto perfecta en función de nuestra vida cotidiana (gasto energético y necesidades metabólicas individuales). Sin olvidar el componente psíquico, porque todo afecta el “terreno”. Ello se traduce en:
- Hacer frente al estrés
- Cuidar las relaciones humanas y que sean positivas
- Tener un trabajo satisfactorio.






Setas para estimular el sistema inmunitario

En Japón, las setas shiitake, maitake, kawaratake y enokitake son alimentos de primera necesidad. Pero es que hoy, están también en los hospitales, donde se suministran a los pacientes durante la quimioterapia. En Barcelona, en el Hospital de Sant Pau, sabemos que se administran como coadyuvantes con la quimioterapia formando parte de un estudio en curso.
“Los investigadores de la Universidad de Kyushu”, dice el autor de Anticáncer, “han demostrado que los pacientes de cáncer de colon viven más tiempo si se les han dado estas setas durante o después de la quimioterapia. Probablemente, esto sea debido a que la activación del sistema inmune frena el crecimiento del tumor”.

El metabolismo del cáncer y terapias actuales

En la actualidad, hay quien trata el cáncer en la forma que se ha venido a llamar oncológica o de la medicina oficial (quimioterapia, radioterapia), y hay quien ofrece medicinas alternativas a este tipo de terapias tan agresivas o quien ofrece este tipo de medicinas como complementarias de la medicina oficial.
Dicho esto, nosotros hemos hecho un repaso de las técnicas de vanguardia y de las teorías en las que se apoyan. Y ofrecemos este resumen:
1.- El doctor Albert Martí Bosch tiene la teoría de que para revertir el cáncer es imprescindible conocer su proceso de formación y el porqué o causa de este proceso canceroso o tumoral.
Basándose en los estudios de Otto Heinrich Warburg, Premio Nóbel de Medicina de 1931, sobre el proceso de oxidación celular que recogió en su libro “El metabolismo de los tumores”, Martí Bosch asegura que la célula tumoral se ha convertido de célula aerobia o que precisa el oxígeno para nutrirse, en célula anaerobia, que no lo precisa, simplemente para sobrevivir.
- Entonces, la siguiente pregunta que procede es: ¿Y por qué siente la célula que su vida está amenazada?
- La respuesta es que porque le falta el oxígeno y los nutrientes necesarios para su supervivencia.
- ¿Por qué?
- Porque el espacio intersticial o intercelular que es por el que le llega el oxígeno y los nutrientes, no está en condiciones de ofrecerle este servicio debido a que está lleno de “basura” biológica, es un espacio que está empantanado y embozado. Y la causa de este estado se sitúa en la responsabilidad de los filtros naturales del organismo que no están funcionando bien durante mucho tiempo.
- Y ¿cuáles son estos filtros naturales?
- Los riñones, el hígado y los pulmones. Todos ellos, a criterio del experto, corresponden comparativamente en tamaño a los puños: uno para cada riñón: dos cada pulmón y dos el hígado.
Partiendo, pues, de esta base, Martí Bosch sitúa la necesidad de que para revertir el proceso del cáncer (ya que él nunca habla de “curar”), es imprescindible:
A.- Detoxificar al organismo, de manera que el espacio intersticial vuelva a ser líquido, transparente y homeostático.
B.- Tratar la causa de esta toxificación del espacio intersticial: en base al diagnóstico de: una posible intolerancia alimentaria, una mala dieta o la falta de suplementación de oligoelementos, enzimas, coenzimas o vitaminas.
A.- La detoxificación la sitúa en una actuación interna (lavado intestinal, dieta y suplementación) y otra externa (baños):
Aa.- Lavado intestinal o Hidroterapia de colon
Ab.- Detoxificación a través de la dieta: con dieta vegetariana y muchos caldos de tomillo, cebolla y ajo. Y mucha fruta. Nada de azúcar porque es el alimento preferido de las células malignas. Nada de sal en la dieta, para evitar una mayor alcalinización celular. Nada de proteínas animales para evitar empeorar la toxicidad o acidificación del espacio intersticial.
Ac.- En esta detoxificación a través de la suplementación es imprescindible la vitamina C. Y en muchos casos, es necesaria a nivel incluso de su toma en perfusión venosa. Ya que está demostrado su efecto alcalinizador del espacio intersticial acidificado.
Ad.- El último apartado sobre la complementación en base a la Medicina Ortomolecular, es decir, la toma de vitaminas, oligoelementos, enzimas y coenzimas, se hará en función individual según los análisis pertinentes individualizados.
Ba.- Baños termales con sal que, a través de ósmosis detoxifiquen el organismo expulsando toxinas. Se trata de llenar la bañera con agua templada y 2 Kg de sal y estarse en ella un buen rato.
4.- El Dr. Martí Bosch añade a estos consejos: la Ozonoterapìa como complemento porque oxigena la sangre y el intestino y con ello todos los órganos, tanto en auto-hemoterapia como en ozonoterapia rectal.
5.- La Homeopatía porque equilibra el terreno actuando como catalizador no enzimático, el cual es utilizado en dosis infinitesimales que son capaces de provocar una reacción metabólica. En este sentido, Martí Bosch aboga por los protocolos de los doctores indios, Banerji*
6.- Y desde la perspectiva de que la magnetoterapia puede ayudar al reequilibrio metabólico, no descarta la utilización de la misma como terapia complementaria.

*Protocolos Dres. Banerji: La homeopatía en el tratamiento del cáncer

Este protocolo figura en otro apartado. Pero para que no tengan que buscarlo, lo volvemos a presentar aquí:
Los doctores Banerji, de la India, tratan con éxito el cáncer desde hace años con homeopatía.
Entre los productos utilizados citan que el: Arsenicum album a la 3 CH (tiene acción sobre la mucosa gástrica), a la 6 CH (tiene acción sobre las vías respiratorias altas), a la 200 CH (tiene acción sobre la piel). (Referencia Dr. Alberto Martí Bosch. Discovery Salud, 123).

Los protocolos de los doctores Banerji (Pasanta y Pratip) no siguen la homeopatía tradicional en el sentido de que se receta un medicamento para cada individuo, sino que utilizan, como en la medicina clásica, uno para cada cáncer específico, aunque sí que se interesan por los síntomas y la individualidad para precisar más en la terapia:
- Cada cáncer tiene un tratamiento distinto. Aunque ellos utilizan a menudo, la Ruta 6 o ruta graveolens (se dice que esta planta induce a la muerte a las células cancerígenas, es decir que provocaría la apotosis) en el tratamiento de tumores cerebrales. El tratamiento fue combinado con fosfato tricálcico: phosfórica calcárea 3 X. Es decir: Ruta graveolens phosforica 6 C y calcárea 3 X.
La Ruta 6 reduce los telomeros y la telomerasa que tiene un importante papel en la proliferación cancerígena. El tratamiento de Ruta 6 está contraindicado con el vinagre y la vitamina C. (Referencia Dr. Alberto Martí Bosch y Dres. Prasanta y Pratip Banerji).

En su página web, los doctores Banerji aclaran:
(Gráfico de la acción Ruta): La Rutina, el ingrediente activo de la Ruta, es conocida por sus capacidades antioxidantes y anti-inflamatorias y también porque reduce el daño oxidativo en un modelo de roedor. Además, la Ruta se sabe que también tiene una función para proteger la cadena de ADN y evitar que se rompa, con lo cual es útil para prevenir la mutagénesis. El fosfato de calcio activa la fosfolipasa, que rompe el bifosfato phosphalidylinositol, una molécula unida a la membrana de la célula que activa la proteína cinasa C. Así, esta síntesis se puede considerar como uno de los aspectos que inciden en una posible explicación de tales efectos.

- Siguiendo en la individualidad de tratamiento de los cánceres, los doctores Banerji apuntan que tratan el cáncer esofágico con Condurango Marsdenia, 2 gotas, dos veces al día. Y han obtenido buenos resultados.
Citan en su página web:

(Gráfico Condurango): Es muy difícil explicar la acción de Condurango y cómo ayuda en la regresión de los tumores de esófago. Condurango contiene grandes cantidades de taninos. Taninos (comúnmente conocidos como ácido tánico) son vegetales solubles en agua, polifenoles que comprenden un grupo heterogéneo de compuestos. Un creciente cuerpo de evidencia experimental indica que los taninos ejercen una actividad anti-cancerígena y pueden inhibir la proliferación de las células cancerosas e inducen la apoptosis. Los taninos de Terminalia catappa, que es una medicina popular, pueden prevenir la peroxidación de lípidos, la formación de superóxido y tener libre las actividades de captación de radicales. De esta forma, se puede prevenir el cáncer. También se ha observado que la ingesta de ácido tánico en dosis bajas puede producir una quimioterapia de intensa actividad de protección contra el desarrollo espontáneo de neoplasia hepática en ratones C3H macho, muy probablemente a través de la promoción de mecanismos de lucha. Teniendo en cuenta todos estos hechos, se desprende que los taninos de Condurango impiden el desarrollo del cáncer por la promoción de mecanismos de lucha contra los radicales libres del barrido, la disminución de la peroxidación lipídica y la formación de superóxido. Después del desarrollo del cáncer, los taninos de Condurango pueden iniciar los mecanismos de apoptosis en las células tumorales y por lo tanto, producir una regresión en el tumor. Así, nuestros resultados indican que Condurango es un medicamento que se puede utilizar con confianza razonable en el tratamiento del carcinoma de esófago.

- Siguiendo en la individualidad de tratamiento, aunque con líneas generales, los doctores Banerji citan en su página que para el cáncer broncogénico utilizan: Kali Carbonicum 200 C, dos gotas, 3 veces a la semana y Ferrum Phosforicum 3x2, dos veces al día.

En su web apuntan:

Con toda la información hoy disponible, es muy difícil en la actualidad explicar cómo Kali Carbonicum puede retroceder un carcinoma broncogénico, sin embargo, sustancias cancerígenas en el humo del tabaco NNK por ejemplo, estimulan los canales de potasio en diferentes tejidos, incluidos los de pulmón. Una vez más los ATP-abridores de canales de potasio sensibles han demostrado estar involucrados en la protección del tejido pulmonar dañado. Por lo tanto, Kali Carbonicum puede actuar a través de estas vías.
- Y en el sarcoma osteogénico, utilizan: Symphytum 200 C, dos veces al día, y Calcárea phosphorica 3 X, 2 dosis al día.

(Fuente: Dres. Pasanta y Pratip Banerji. India).
Guía para la prevención del cáncer

Una segunda parte de esta teoría sería su extrapolación a una Guía preventiva que podría ser la siguiente:
1.- Procurar que no se taponen los filtros naturales que tenemos: riñones, hígado y pulmones. Pero ojo, hay quien añade a estos filtros el del intestino que actúa como tal en el paso de nutrientes, previamente metabolizados, a la sangre.
- Y qué hay que hacer para mantener bien estos filtros?
Pues ello se consigue en base a la dieta y a la detoxificación periódica.
Por lo que a la dieta se refiere:
1.- Carne blanca sólo 1 día a la semana
2.- Dos días de pescado: blanco y azul
3.- 4 días de dieta vegetariana, lo que significa: uno con proteína vegetal que son las legumbres y dos sin proteína, sólo fruta y verdura
4.- Las cenas, a base de caldos vegetales, con cebolla, ajo y la clásica sopa de tomillo.
5.- Fruta entre horas para desayunar o cenar
6.- Vino con mesura. Porque es bueno, ayuda a revitalitzar las vitaminas de la verdura cocida
7.- Poca sal
8.- Nada de azúcar
9.- Vitamina C como complemento
10.- Beber mucha agua
En lo que a detoxificación periódica se refiere:
1.- Lavativas de peródicamente. Vigilado bien el tránsito intestinal
2.- Baños termales en la bañera con sal. 2Kg por 100 l. de agua que viene a contener una bañera
El metabolismo del cáncer desde la perspectiva de la Medicina celular

Y ahora os quisiera añadir una tercera parte a este estudio sobre la disponibilidad actual de tratamientos del cáncer con un cierto éxito demostrado.
Aquí entra ya el Dr. Raymond Hilu y su peculiar análisis de Medicina celular, basándose en las tecnología puesta a punto por el profesor Bradford de Estados Unidos.
A través de una gota de sangre fresca y otra seca, el doctor Hilu descubre un lenguaje morfológico y semiótico de las células de la sangre que él interpreta. Y a partir de este análisis descubre la causa de muchas patologías, hoy sin solución.
A partir de esta lectura, impondrá: dieta y suplementación ortomolecular: vitaminas, aminoácidos, enzimas, coenzimas y oligoelementos.
El segundo tratamiento es a través de hipertermia del tumor conseguida con radiofrecuencia. De esta forma desarrolla una fiebre artificial que es la que mata las células malignas. Ya que nuestra fiebre es un sistema de defensa del organismo.
Estos tratamientos están en la base de su teoría.
Luego añade otros complementarios: como la ozonoterapia, la magnetoterapia o la biomagnetoterapia (par biomagnético). E incluso la homepatía para equilibrar el terreno.
Incluso asegura que si el paciente quiere seguir con su quimio, la radiofrecuencia aumenta sus resultados e inhibe los efectos secundarios.

El metabolismo del cáncer y las terapias actuales

En la actualidad, hay muchas teorías sobre el cáncer. Unas más oficiales que otras. El problema es quién tiene el derecho y por qué de asignar el calificativo de “científico/a” a ciertas teorías o tratamientos, mientras se priva a otros de esta categoría. Recordemos, por ejemplo, que durante años se ha tachado la Acupuntura de tratamiento no científico, simplemente por el hecho de que no se conocían o no se sabía demostrar cómo actuaban las agujas en el organismo humano. Y sin embargo se sabía desde más de seis mil años que ese tratamiento funcionaba. Los acupuntores nos hablaban de “Meridianos”, unos puntos específicos que poseían la capacidad de una coordinación interna que les permitía extrapolar una corriente eléctrica y distribuir energía (Qi). Después se ha demostrado la existencia de esta coordinación y de esta corriente electromagnética. El 16 de noviembre de 2010, muy recientemente, la Unesco declaró la Acupuntura Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Y hace mucho tiempo que la OMS aprueba y aconseja su uso.

Pues bien, lo que no se puede ni se debe mantener es el hecho de admitir que se pueda “clasificar como no científico” aquello que se desconoce, con la prepotencia que esta actitud entraña. Una postura que lo único que hace es pontificar la ignorancia. Y esto es lo que muchas instituciones de salud están haciendo, ya sean organismos del estado o colegios profesionales de varios países.

Porque hoy en día, nuestra vida cotidiana nos demuestra que tenemos conexiones por wifi, unas líneas que no vemos ni tocamos y que sin embargo están ahí porque trabajamos con sus consecuencias que nos demuestran su presencia. Todo lo referido a las corrientes electromagnéticas, campos magnéticos, energía vibratoria, etc., se ha demostrado que existe, es medible y que tiene unas repercusiones en el organismo humano. Incluso sabemos de la existencia de la energía cuántica, a través de las teorías de la física cuántica como materia que estudia los fenómenos físicos a escala microscópica o aquellos otros imposibles de medir ni con el microscopio, pero que se sabe de su existencia por las reacciones que producen. Precisamente, la aplicación de estas teorías ha hecho posible el desarrollo de muchas tecnologías actuales. De ella derivan estudios del átomo, de las partículas elementales, la criptografía y sabemos ahora que también muchas reacciones químicas.
Es importante retener estos conceptos porque forman parte esencial del conocimiento profundo del metabolismo humano, el cual es posible ayudar a reconducir a través de terapias basadas en este tipo de teorías.

Efectos químicos de la ionización
Lo mismo que sabemos en química que un ion es capaz de convertir un ácido en una sal, este tipo de energías puede realizar una serie de cambios iónicos que en un dilatado proceso llegan a ser químicos primero y físicos después. Claro que no estamos hablando de las mismas energías para un gas como el helio que para un ion de potasio. Lo mismo que los átomos absorberán o emitirán fotones (luz) con la frecuencia correspondiente a esas energías.
La mecánica cuántica postula que la energía no se libera de una forma constante, sino que se libera en pequeños paquetes de energía llamados "cuantos", los cuales sí que se liberan con una frecuencia constante. Esta es la teoría de Max Karl Ernest Ludwig Plank, premio Nóbel de Física en 1918 y considerado el fundador de la física cuántica (Kiel, Alemania, 1858 – Gotinga, Alemania,1947).

El secreto de la homeopatía
La homeopatía, por ejemplo, se sabe que funciona. Los detractores dicen que lo hace por el efecto placebo. Es decir, porque el individuo cree que funciona y entonces su visión optimista hace el milagro a través de la creencia de su cerebro. Pero esta teoría se desomn5ta por si sola cuando se demuestra la efectividad de la homepatía en los animales que parece que no creen ni piensan. ¿Entonces, cómo funcional homeopatía?. Los expertos aseguran que mientras se produce la minimización física del elemento empleado como remedio (de manera que cada vez hay menor cantidad del producto que se disuelve) se produce asimismo una dinamización de su efectividad en el líquido resultante. Esto solo se explicaría a través de principio de física cuántica.

Ionización positiva
En la década de los años 70 del pasado siglo (en España fue publicado en 1979), Fred Soyca y Alan Edmons publicaron un libro maravilloso: “El efecto de los iones”. Cómo la electricidad del aire rige la vida y la salud. Y en él narraban los estudios del doctor Félix Sulman en Israel sobre los efectos del viento Sharav, que viene del desierto, en la población de Jerusalén. Cuando soplaba el viento o justo dos días antes de que empezara a soplar, a la gente se le hinchaban los pies, había más peleas, la policía tenía muchos más problemas, los psiquiatras aumentaban sus urgencias y los manicomios también, había más suicidios y muchas más depresiones. A través de minuciosos estudios de observación y análisis de orina de la gente que sufría estos achaques, el doctor Sulman encontró la relación entre los desarreglos serotonínicos en estos pacientes y la fuerza eléctrica que aportaba el Sharav. Después, estos estudios, polémicos en su nacimiento, fueron corroborados por otros. De manera que se demostró que la secreción de la serotonina está íntimamente ligada a este exceso de ionización positiva (ya que las partículas arrastradas por el viento frotan entre sí y producen gran cantidad de electricidad estática que viaja con el viento y a mayor velocidad que el propio viento), porque los individuos afectados tenían presencia de serotonina en la orina, cuando esta neuro-hormona no está habitualmente en ella.
Por tanto, sabemos que la ciencia avanza y que no es estática. Un libro de Medicina que puede ser muy válido hoy, quizá no lo sea dentro de cinco años. Entonces, nadie tiene el derecho de “apoyándose en su ignorancia, argüir que posee la verdad de la ciencia”.

A partir de esta base, no hay que enfrentar las escuelas médicas ni engrandecer unas para degradar a las otras, que es lo que ha hecho hasta ahora la Medicina oficial.
Dicho esto, no puede hablarse ya despectivamente de “Medicinas alternativas” y ni siquiera “complementarias”, que es menos ofensivo. Se tratará de Escuelas Médicas distintas, con visiones del organismo humano, sus funciones y sus procesos metabólicos, basadas en principios diversos.

Oncología oficial frente a medicina alternativas o complementarias
Así que convendremos que hay quien trata el cáncer en la forma que se ha convenido en llamar Oncología o medicina oficial (quimioterapia, radioterapia), y hay quien ofrece medicinas alternativas a este tipo de terapias tan agresivas o quien ofrece este tipo de medicinas como complementarias de la medicina oficial, en función del respeto al criterio del paciente que es en definitiva quien ha de decidir su elección libremente, en un mercado médico libre y ético.

Pero antes de seguir adelante, enumeraremos otros principios que están en la base del ejercicio de estas distintas escuelas de las que hablamos.
Hay escuelas médicas que se interesan por los síntomas de una patología, como la escuela Alopática, cuya concepto ya implica: el ir contra el otro (de griego “alos/alu”). Y hay otras escuelas que intentan buscar las causas, como la medicina Biológica u Ortomolecular. Mientras una receta anti-inflamatorios contra la inflamación o analgésicos para el dolor, o lucha contra el agente invasor con antibióticos, a partir de las teorías de Pasteur de que son los microorganismo exteriores los que nos infectan o que son responsables de la mayoría de nuestras patologías; la otra escuela mira hacia el metabolismo humano, lo analiza, trata de leer e interpretar el proceso que condujo a la enfermedad e intenta revertirlo, partiendo de la base de que un mismo microorganismo no afecta igual a un individuo que a otro, porque la cantidad y la calidad de esta afectación están en función de la receptividad de aquel individuo. Y esta receptividad está íntimamente ligada a su inmunología, es decir a su capacidad de defensa o dicho de otro modo, al grado de salud de su metabolismo en el momento de la recepción extraña. Por tanto, desde esta perspectiva, es imprescindible detectar la realidad metabólica de aquel organismo cuando sufrió el ataque.

Y al llegar aquí, no podemos prescindir de hablar de Homeostasis, aquel estado saludable del individuo, en el que el metabolismo está perfecto: ni le falta nada, ni le sobra nada. Es como un coche que acaba de pasar su revisión. Le han cambiado los filtros, el aceite, le han puesto agua, sus válvulas funcionan a la perfección y su capacidad energética es perfecta y gasta el mínimo combustible para alcanzar la máxima velocidad y prestaciones.

Los filtros naturales del organismo
Así que siguiendo con el símil del coche. El organismo humano tiene cuatro filtros maravillosos que hay que cuidar porque no tienen recambio como los del coche: riñones, pulmones, hígado e intestino. Y nos damos cuenta de que, casi sin querer, hemos introducido las dos claves esenciales de la Salud Preventiva: alcanzar siempre la homeostasis y cuidar los filtros naturales. Los cuales, de hecho, son las herramientas esenciales para conseguir el anti-envejecimiento.

Y desde un punto de vista práctico: la Homeostasis se consigue con una buena dieta, los análisis preventivos periódicos para detectar si hay deficiencias de oligoelementos, vitaminas, enzimas, coenzimas o aminoácidos que son las secreciones naturales del metabolismo que podemos suplementar artificialmente con la dieta o con productos propios de la Medicina Ortomolecular. Y esto es especialmente importante después de enfermedades y en períodos de convalecencia o de estrés, y a partir de cierta edad que puede situarse en los cuarenta años. En estos análisis, tendrá una gran trascendencia asimismo el control del PH o grado de acidez de nuestro organismo, porque de él depende en gran parte esta homeostasis de la que hablamos, es decir, nuestra salud. Y este habrá de ser corregido también por la dieta.

En cuanto al cuidado de los filtros naturales, que no al recambio, esto es mucho más complicado y lo abordaremos punto por punto en otro apartado explicando al detalle cómo cuidar el buen funcionamiento de cada uno de ellos. Por intentar resumirlo aquí, por ejemplo, no hay que olvidar la gran trascendencia de las intolerancias alimentarias porque los alimentos a los que somos intolerantes son mal digeridos y pasan a la sangre sin ser metabolizados. Y no sólo embozan y crean patologías a este intestino, sino que al pasar a la sangre los restos no metabolizados correctamente, se depositan o se excretan donde no debieran provocando disfunciones, dolencias o enfermedades.
Así que el consejo es:
- Mucha agua para diluir materiales que han de ser filtrados con dificultad
- Cuidado de la dieta. Si es necesario con detección de posibles intolerancias alimentarias. Esto se puede hacer a través de análisis de sangre específicos o bien a través de la Kinesiología como acercamiento diagnóstico. En cuanto a la calidad y contenido de la dieta: mucha verdura, fruta, pocas proteínas animales (carne blanca preferible a la roja). Lo que podría resumirse en: 3 días de dieta vegetariana, lo que significa: uno con proteína vegetal que son las legumbres y dos sin proteína, sólo fruta y verdura. Y los otros cuatro días de la semana, con carne (blanca) y pescado. La carne roja sólo periódicamente, aunque no semanalmente.
- Las cenas, a base de caldos vegetales, con cebolla, ajo y la clásica sopa de tomillo. (Pensando en aquel refrán castellano de que: “Hay que desayunar como un rey, comer como un vasallo y cenar como un mendigo”).
- Fruta entre horas para desayunar o cenar
- Vino con mesura. Porque es bueno, ayuda a revitalitzar las vitaminas de la verdura cocida
- Y se recomienda la vitamina C como complemento, periódicamente en los cambios estacionales o siempre que el organismo salga de una patología. Y también a partir de cierta edad como antioxidante.
- En lo que a detoxificación periódica se refiere:
- Lavativas periódicamente o hidroterapia de colon. Vigilando bien el tránsito intestinal
- Baños termales en la bañera con sal o con bicarbonato sódico. 1Kg por 50 l. de agua que viene a contener algo más de una media bañera.

Pero, ¿qué pasa cuando no hemos controlado nuestro metabolismo y aparece un cáncer?
- ¿Por qué este desgraciado proceso?
- ¿Es posible revertirlo?
- ¿Cómo?
- ¿Con qué medios?
Intentaremos responder a estas preguntas desde diversas perspectivas.







La Hipertermia

El tratamiento de hipertermia se realiza a través de ondas electromagnéticas que calientan la zona elegida y que en caso de un tumor es donde este está establecido, provocando así una especie de fiebre natural que provoca la apoptosis o suicidio natural de las células cancerígenas.
Dicho así parece muy fácil. Pero es un tratamiento complejo con un minucioso protocolo personalizado.
Para profundizar en ello, nos adentraremos en qué es y cómo funciona la radiofrecuencia, una energía que ha sido puesta a punto para la medicina sólo en la última década.
La radiofrecuencia se basa en la emisión de ondas electromagnéticas que transmiten una corriente alterna. Por ejemplo, parecida a aquellas que podría emitir un generador de antena. Estas ondas han sido aplicadas en medicina para usos esencialmente estéticos, como para la eliminación de varices, o bien para restablecer las capas de la dermis y conseguir un aspecto de lifting. Esta aplicación se basa en el efecto de estas ondas en las distintas capas de la dermis de modo que generan una mayor formación de colágeno, actúan en forma de drenaje linfático, de manera que al ser calentado el tejido dejan escapar toxinas por los poros abiertos. Y actúan asimismo en los fibroblastos induciendo a su migración hacia las zonas más necesitadas.
Evidentemente, hoy en día todo este sistema de control está totalmente digitalizado. Lo cual permite controlar la dirección de las ondas y hacer que se depositen en una capa determinada del la dermis o del tejido interno, en función de la profundidad a la que las dirijamos y en función de la densidad en la que le ordenemos actuar. Esta capacidad de seleccionar su actuación y dirección proporciona no sólo ventajas, sino que determina su posibilidad de utilización o no en tratamientos tan específicos como el que nos ocupa.
Para entenderlo mejo, vamos a detenernos en la capacidad de la radiofrecuencia en otros tratamientos más superficiales. Por ejemplo, en función de la capa de la dermis elegida, en caso de utilizar la radiofrecuencia para fines estéticos, conseguiremos actuar en la flacidez muscular y generar el efecto de lifting o bien actuar sobre la celulitis o sellar pequeñas venas que se han convertido en varices, de manera que este sellado obligará a la sangre a circular y abrirse paso por otro vaso colindante. En el caso que nos ocupa, la radiofrecuencia se aplica a una mayor profundidad. El aparato utilizado emite calor hasta el nivel celular. Y en este caso, la frecuencia específica utilizada es de 13,56 Hz. De esta forma las ondas llegan hasta el tumor provocando una temperatura de 41,9 grados. De esta forma, el calor afecta única y exclusivamente al tumor sin afectar ninguna otra célula y tampoco ningún otro órgano y ni siquiera ningún otro tejido colindante. En cuanto a la piel o a las distintas capas de la dermis por las que atraviesa esta corriente electromagnética, quedan a salvo de ningún efecto secundario porque el protocolo ha previsto su actuación justo en la profundidad adecuada y en la densidad especifica.
Los efectos asimismo de este tratamiento no solo actúan en el nivel celular determinado provocando la apoptosis de las células cancerígenas, al inducir una especie de fiebre natural del organismo que imita la propia capacidad curativa, sino que además, inducen una reactividad del sistema inmunológico, consiguiendo una protección del organismo y un aumento de sus defensas impulsando la actuación de las células Killer ( denominadas también células asesinas porque son un tipo de linfocito del sistema inmunitario que actúan rápidamente como sistema de defensa del organismo) y de las citoquinas (que son proteínas que regulan la función celular, de manera que rigen la comunicación intercelular al inducir la activación de los receptores específicos de las membranas celulares).

La Medicina celular

La Medicina celular es aquella que se ocupa de la célula como objetivo. Podemos estar hablando de las células madre como terapia o bien de técnicas diagnósticas que se centran en la observación celular como método de acercamiento diagnóstico.
El método diagnóstico de observación celular se basa en la visión al microscopio de alta resolución de una gota de sangre periférica, en su estado de “viva” o fresca y en estado de coagulación porque estos dos estados (líquido y sólido) ofrecen lecturas distintas y complementarias al observador experto.
Se trata de un análisis morfológico de las distintas células que componen la sangre, de manera que esta lectura representa un verdadero lenguaje semiótico para los expertos que saben leerlo.
Las distintas formas en las que pueden presentarse los hematíes, por ejemplo, sueltos o apelotonados, les hablan de un grado de salud del individuo al que pertenecen. O bien la observancia de unos neutrófilos con mayor o menor capacidad de fagocitosis les dirán también si están o no en plena forma. Son sólo ejemplos clásicos.
En realidad, estamos hablando de una observación en un microscopio con 60.000 aumentos y con la técnica de contraste. Pero lo cierto es que no es un lenguaje fácil y su grado de expertización se sitúa en la capacidad de distinguir más o menos parámetros. Es decir, la posibilidad de interpretar este lenguaje morfológico en un diagnóstico concreto.
El profesor Robert W. Bradford, quien fuera director asesor del Bradford Research Institute de Chula Vista en Méjico, puso a punto esta técnica que fijó en unos 60 parámetros. Es decir que la interpretación de 60 morfologías con significado diagnóstico. Pero, la tecnología ha evolucionado y hoy en día, el Dr. Raymond Hilu ha unido en un mismo objetivo distintas aportaciones sobre estos conocimientos y asegura que es capaz de interpretar hasta 800 parámetros bajo el microscopio.
“El Dr. Bradford – nos dice – consiguió distinguir unos 60 parámetros (morfologías) diferentes bajo el microscopio, yo colaboraba con él y aprendí mucho con él a lo largo de muchos años, aunque yo ya venía de escuelas anteriores del Dr. Enderlein, de la escuela Rusa, de la escuela holandesa de medicina celular y de la británica además de mi propia investigación. Personalmente SUMO todas las escuelas además de mi propia técnica y de esta manera alcanzo localizar más de 800 parámetros bajo el microscopio”.
Esta técnica fue iniciada por el profesor Severo Ochoa, Premio Nóbel de Medicina en 1954, aunque también hay que buscar sus raíces en los estudios del doctor Gunther Enderlein, un zoólogo alemán que ya en 1925 publicó sus conceptos sobre los ciclos de la vida microbiana en base a sus observaciones de análisis de sangre de los animales, estudios que luego extrapoló a la sangre humana, dado que en la Primera Guerra Mundial sirvió como médico.
En sus observaciones al microscopio, Enderlein utilizó las técnicas disponibles en aquel momento, como son las técnicas de contraste y de campo oscuro que se han conservado y relacionó muchas morfologías con enfermedades. Las formas esféricas las denominó “protits”, “symprotits” y makrosymprotits” en función de su tamaño. Las que correspondían a formas ciliares o de cuerdas las denominó “filits” y las que parecían cuerdas con forma de bola en un extremo las nombró “spermites”. Clasificó muchas más, algunas de ellas bastante complejas, como “systases” o “petoharphen”.
Los estudios de Enderlein son tenidos muy en cuenta hoy en día en el estudio del proceso tumoral que se relaciona con un grado de acidez del organismo afectado, porque este sabio alemán fue capaz de identificar el proceso de enfermedad o de alteración fisiológica con un grado de acidez superior de aquel organismo, porque en sus preparaciones observó que si sus estructuras microscópicas estaban afectadas por una solución alcalina eran invisibles. Y este mismo efecto no lo conseguía mediante la adición de una solución ácida. Lo cual le dio a entender que las estructuras enfermas estaban ya afectadas por un entorno ácido.
Para hacer algo más comprensible esta técnica al lector, ponemos algunos ejemplos: si los hematíes tienen una forma alimonada, esto puede sugerir un cierto grado de inflamación o disbiosis intestinal, lo que podría acercarnos a una intolerancia alimentaria. Y la agregación de los hematíes de manera que se apelotonan y no se muestran sueltos, llevaría al experto a acercarse a un diagnóstico de deficiencia enzimática o digestiva. Una fragilidad de la membrana de los hematíes nos acercaría a una anemia, en función de su grado. Y la destrucción acelerada de hematíes acercaría al experto a diagnosticar una mala absorción y por tanto, a una mala nutrición.
Los leucocitos polimorfonucleares, por ejemplo, si muestran poca movilidad sugerirían una falta de Taurina. Y si están hipersegmentados podríamos estar frente a un déficit de vitamina B12 y de ácido fólico en el interior de los mismos.
Son sólo ejemplos de algunos parámetros que llevan directamente a la micronutrición y en ella a la necesidad de la suplementación ortomolecular, de la que hablaremos más adelante.
Así que con la interpretación de estas formas, el experto llega a la causa de estos defectos morfológicos celulares y prescribe pautas para solventarlos.







IV Congreso Internacional de Actualización y Avances en Nutrición Clínica y Medicina Ortomolecular

II.- La teoría bioenergética de la carcinogenesis

La segunda intervención pre-congreso estuvo a cargo del profesor Michael J. González, quien versó sobre la Teoría bioenergética de la carcinogenesis.
La primera advertencia que hacía el profesor era que no puede verse el cáncer como distintas patologías en función de su especificidad, tal como se está tratando en la actualidad, sino que, a su criterio, el cáncer es una enfermedad única con un proceso metabólico idéntico con manifestaciones distintas.
Y el segundo planteamiento del conferenciante se refería a las estadísticas sobre la enfermedad que ponían en evidencia el fracaso de la quimioterapia, que no lo curaba y que ni siquiera alargaba la vida en muchos casos.
De manera que la medicina de la evidencia, a la que las estadísticas tendían a referirse, se enfrentaba a la medicina basada en los resultados. Porque la diferencia entre ambas se sitúa en el cuándo hacer el balance, si en el inmediato o en el largo plazo. Y esta distinta mirada desarrolla el engaño.
“Y claro, afirmaba, si nadie es capaz de ver esto o de decirlo, vamos mal, porque como decía Benjamín Franklin, si todos piensan igual, es que nadie piensa. Y si nadie piensa, estamos jodidos”.
El profesor González ofreció un análisis dinámico del proceso de la vida, al equipararla como energía. “Y para que esto suceda, dijo, los organismos vivos necesitan una organización perfecta, con compartimentación de funciones en coordinación mutua. Es decir, que para que haya vida son necesarios altos niveles de energía organizada”.
“Pero yo insisto, decía, en que nos dicen que el cáncer son muchas enfermedades distintas y yo os digo que cambia el paradigma si lo vemos desde el punto de vista energético”.
Luego, el profesor pasó al análisis bioquímico del proceso del cáncer remarcando la hipoxia o falta de oxígeno celular, con la glicolisis celular o fermentación del azúcar para generar energía celular blanda. A lo que se une, el aumento de la lipolisis con mayor actividad de las lipoproteínas, el aumento de los triglicéridos y el cambio en el metabolismo de las proteínas, con deplección del nitrógeno y aumento de la glucogénesis.
- Pero, ¿qué sucede en el mitocondrio celular?, se preguntaba
- A parte del cambio en la respiración celular, con la pérdida del sistema óxido-reducción, se producen alteraciones genéticas en la mitocondria, junto a la disrupción o cambio de las células benignas en malignas.
Pero, el profesor remarcaba que la parte central de este estudio de la transformación mitocondrial es el cambio óxido-reducción, porque cambia el terreno, lo cual origina el cambio de la capacidad electromagnética celular y la mitocondria ya no es capaz de producir ATP o energía celular. Con lo que cambia la comunicación celular y la propia organización celular, ya que muta la potencialidad y plasticidad de la membrana celular.
Al llegar a este punto, Michael J. González se refirió a las teorías de Otto Warburg que siempre consideró el cáncer como una enfermedad metabólica.
Una teoría que ha sido corroborada posteriormente con gran bibliografía que el profesor puso a disposición del auditorio.
Entonces, sólo si somos capaces de provocar apoptosis y cambiar el metabolismo de la membrana celular, cambiando la disponibilidad del terreno, podremos revertir el proceso.
Llegados a este punto, estuvo en disposición de centrar el dogma: Estamos ante un problema del:
- terreno biológico
- de cambio del sistema óxido-reducción
- con cambios en la capacidad electromagnética y de intercambio celular
- con cambio en la producción de ATP o energía celular
- Diferente comunicación celular, con distinta ordenación y organización celular.
El conferenciante partía de la base de que todo cambio metabólico tiene capacidad para producir un cambio genético. De ahí que la corrección metabólica se considere con capacidad de revertir el proceso, como nos indicaba el primer conferenciante, precisamente por esta relación entre corrección metabólica y corrección genética como consecuencia.
La combinación de dietas, con particular acento en la cetónica, por el hecho de que aporta proteínas y no hidratos de carbono que tienen la posibilidad de convertirse en azúcar y ser un buen alimento para las células malignas que lo fermentan para generar energía y sobrevivir. Esta alimentación, en combinación con la toma de ácidos grasos Omega 3 que inhiben la inflamación de forma natural, junto a la toma de la coenzima Q10 para que ayude en el cambio de la función mitocondrial, y un tratamiento adyacente con la cámara hiperbárica para la aportación de oxígeno, son terapias que, a criterio del profesor, no sólo está claro que alargan la vida, sino que proporcionan una mayor calidad de vida y que caminan seguro hacia la corrección metabólica.
A estas terapias, añadía el profesor González el consejo de la toma de acetyl-carnitina, que mejora la tolerancia a la quimioterapia, en caso de someterse a la misma, vitamina C, de la cual decía que promueve la apoptosis, la vitamina E por su efecto antioxidante, el magnesio porque colabora en la restauración de la membrana mitocondrial, y el ácido lipocoico, una medicación que, en caso de la toma de quimioterapia disminuye su toxicidad. Y los fosfolípido que también restauran la membrana mitocondial.

El resumen de las recomendaciones:
Vitamina C, Fosfolípidos, Magnesio, Ácido lipoico, Acetyl-carnitina, Q10, Omega 3, Vit. E, Oxigenoterapia, yoga y meditación, Selenio, Creatinina, Quercitina, NAC, Ribose, PQQ, Resveratrol, Curcumina, Brócoli o su extracto, alimentación vegetal con pocos hidrocarbonatos.
Un tipo de consejo que puede ser terapéutico y desde luego es preventivo, tanto del cáncer como de otras enfermedades degenerativas.
.........................................................................................................................................

Saludable-mente: web de Salud con las las últimas noticias sobre Medicina y con especial atención a la Medicina Ortomolecular y al metabolismo humano que es el que mueve la maquinaria humana.