La lactasa es una enzima de producción natural en los mamíferos porque su función es la metabolización de la lactosa y por ello es necesaria durante la etapa de lactancia. De manera que nuestra biología está programada para producirla de pequeños y no en edad adulta.

Claro que si seguimos tomándola siempre, nuestro organismo continúa produciéndola. Pero si dejamos de hacerlo un tiempo, luego, al volverla a introducir, ya no producimos lactasa y nos mostramos intolerantes a la lactosa.

El problema es que nuestra cultura alimentaria hace que sigamos tomando leche o lactosa siempre, porque está contenida en muchos productos fabricados como los embutidos o bien en el queso o en pasteles. Así que hay personas que siempre tolerarán la lactosa porque su organismo sigo produciendo lactasa y otras que no.

Entonces, o dejamos de tomarla, o hay que introducir la lactasa de modo artificial a través de la suplementación. Hoy en día se vende lactasa en la farmacia en forma de pastillas.

Saludable-mente: web de Salud con las las últimas noticias sobre Medicina y con especial atención a la Medicina Ortomolecular y al metabolismo humano que es el que mueve la maquinaria humana.