Actualidad y últimas noticias en el blog:
El Antienvejecimiento como buena gestión de la Salud


Gestionar significa administrar, rentabilizar, hacer algo eficaz y eficiente. Se trata, por tanto, no sólo de hacer una buena Prevención en Salud, sino de ir más lejos. Porque la Prevención sólo trata de evitar la enfermedad.

El Antienvejecimiento busca evitar la enfermedad y rentabilizar la salud existente con el fin de que la máquina de nuestro organismo dure más años y lo haga con una existencia agradable y en plenitud.
Por tanto, estamos ante una gestión que trata de rentabilizar la máquina del organismo humano. Y a esta búsqueda de la longevidad en plenitud, también se suma el objetivo de ser más activos en el presente y más brillantes a nivel de reacciones físicas y mentales.
Es lo mismo que se les exige a los deportistas de élite, para lo cual se les planifica una alimentación adecuada y unos ejercicios diarios bien diseñados en consonancia con el fin perseguido.
Así que ¿porqué no mirar a nuestro organismo como el de la mejor élite, si es el nuestro y no tenemos otro de recambio?
- Hablaremos de cómo hacerlo, porque ¿hay alguien que nos quiera más que nosotros mismos?

Teorías sobre el envejecimiento
Existen tres teoríoas sobre los orígenes del Envejecimiento:
- La más sencilla dice que el organismo humano, como toda máquina, se cansa de funcionar, se desgasta y envejece.

- La segunda nos reporta a que la causa del enevjecimiento se cifra en que los telómeros que son las colas de los cromosomas, se acortan en cada replicación celular, de manera que su medida es la expresión certera de la esperanza de vida. Y estos telómeros se acortan porque se supone que en cada replicación celular en la división de las células para transmitir el ADN, hay un desgaste. Y se recurre al ejemplo de las fotocopias de fotocopias, de manera que llega un momento en que la última fotocopia es ya de muy baja calidad, porque la definición se ha ido degradando con las copias sucesivas.

- La tercera teoría nos lleva a los radicales libres o iones oxidantes que se desprenden en el proceso de oxidación celular que está ligado a la vida; ya que el oxígeno o la oxigenación celular son la base de la misma. Estos iones libres circulando en el organismo se unirían a otros provocando una descompensación metabólica, causa del envejecimiento.

Cada una de estas teorías nos remite a una forma de actuar para hacer frente al envejecimiento humano:

- La primera, si resulta que el organismo humano es una máquina como cualquier otra, para que ésta tenga su mayor rendimiento, eficacia y eficiencia, habrá de ser mantenida con el máximo rigor en base a una buena gestión de la misma.
- La segunda teoría, de momento, no nos lleva a ninguna posibilidad de aplicación práctica porque está todavía en experimentación, a pesar de haber puesto muchas esperanzas en ella. Porque si consiguiéramos devolver la telomerasa o enzima que actúa sobre los telomeros devolviéndoles su longitud, podríamos conseguir la inmortalidad. Pero, por el momento, a pesar de haber obtenido la telomerasa y de experimentar con ella, el punto en el que se encuentra la investigación es que se ha conseguido relacionar cáncer y envejecimiento; porque la telomerasa consigue devolver la longitud a los telomeros pero las células se vuelven cancerígenas porque esta cualidad está relacionada precisamente con la inmortalidad puesto que las células cancerígenas no mueren sino que se reproducen hasta el infinito. De ahí su malignidad.
- Y la tercera teoría nos conduce a la toma de anti-radicales libres o antioxidantes como sustancias capaces de neutralizar estos radicales libres del organismo y conseguir así ralentizar el envejecimiento. Los antioxidantes son vitaminas como la A, la C o la E entre las más importantes. Y entre los oligoelementos, los hay antioxidantes como el magnesio, el hierro o el selenio.

Pero si bien estos antioxidantes pueden tomarse en forma de alimentos que los contienen, también es cierto que la agricultura actual no proporciona frutos con las mismas características que los de antaño, tanto porque los terrenos no están bien abonados y no se da una alternancia en los cultivos de manera natural, o bien porque muchos de los frutos son de procedencia transgénica o derivados de mutaciones, con lo cual han perdido muchas de sus cualidades primigénicas o componentes más importantes. Así que no nos queda más remedio que tomar estas sustancias en forma de suplementos alimenticios.

Pero, volviendo a la primera teoría, resulta que una buena gestión de la máquina humana podría compararse a la que hacemos con nuestro coche, un instrumento de uso cotidiano que nos cuesta dinero que siempre queremos amortizar y por ello lo gestionamos con el mejor de los cuidados de manera que consigamos una calidad de su servicio y una buena imagen.
- Y ¿qué hacemos con el fin de obtener esto?
- Le hacemos pasar las revisiones pertinentes en el mejor mecánico, que sea de nuestra confianza, lo llevamos al planchista cuando le damos un golpe o al pintor ante una pequeña raya.

El símil del coche con el organismo humano es exacto

El planchista sería el cirujano plástico a quien es preciso escoger con pericia. Y por ello, debemos consultar la web de la SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética) para comprobar que el profesional al que nos hemos acercado está asociado, lo cual empieza a ser garantía de su formación como especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora. Pues, desgraciadamente, en nuestro país, legalmente, para hacer cirugía, sólo se precisa la titulación de médico. Y por contra, para hacerla bien, todos sabemos que son necesarios unos buenos estudios de especialización y un gran entreno. De modo que no sólo hay que ser especialista, sino superespecialista en ésta o en otro tipo de cirugía. Por lo que no está de más, solicitarle al médico en cuestión cuántas intervenciones ha realizado del tipo de la nuestra que es la que vamos a consentir. No olvidemos que el profesional va a hacernos firmar un “consentimiento informado” en el que vamos a perder casi todos nuestros privilegios.
- ¡Así que no vale ir a cualquier planchista!
Y la misma reflexión es buena para los Dermatólogos o médicos de Medicina Estética que hacen implantes o que utilizan el láser u otras terapias fotodinámicas más o menos agresivas. La AEDV (Academia Española de Dermatología) y la SEME (Sociedad Española de Medicina Estética) deben avalar a estos profesionales.
En lo que se refiere a la puesta a punto de la máquina, ésta debe ser:
- física, con entrenamiento o ejercicio físico
- y biológica, con el cuidado de la puesta a punto de todas nuestras secreciones para obtener un buen reglaje de nuestro metabolismo.
Y esto sólo se consigue poniéndonos en manos de un buen médico biologista o especialista en Medicina Ortomolecular o conocedor del metabolismo humano y sus secretos profundos que pasan por la composición de los alimentos y sus interacciones, de modo que nos establezca una buena dieta, con la suplementación adecuada y nos aconseje sobre nuestro estilo de vida. Y, desgraciadamente, en la actualidad, hay muy pocos médicos en España bien formados bajo estos conceptos porque la Nutrición es una asignatura optativa en la carrera de Medicina y no se insiste en su valor en ninguna de las especializaciones, de modo que desde la perspectiva de Farmacia en la especialización de Nutrición o Bromología es una formación mucho más sólida. Y hay pocos médicos bien formados en este sentido, desgraciadamente.

”Somos lo que absorbemos”
Y sin embargo, como decía Hipócrates: “Somo lo que comemos”. Aunque Linus Pauling, el creador de la Medicina Biológica u Ortomolecular, llamada también Nutriterapia, lo transformó en “Somos lo que absorbemos”, porque desde esta perspectiva, el concepto es mucho más amplio porque no olvida la capacidad del organismo de ser un sistema abierto y en contacto con el medio ambiente en el cual respira y del cual capta todo tipo de ionizaciones. Y es más restrictivo en el hecho de que lo importante no es lo que comemos, sino aquello que absorbe nuestro intestino, el cual no es capaz de absorberlo todo siempre. De ahí, la importancia de la detección de las intolerancias alimentarias para una buena salud preventiva.
Todo esto nos lleva a esta buena gestión de la salud para no caer en la enfermedad y que volviendo al símil utilizado, el coche no nos deje tirados en la carretera.
Pero esta BUENA GESTIÓN DE LA SALUD debe mirarse desde una PERSPECTIVA SISTÉMICA. Es decir, global. Lo que significa que no ha de olvidarse ninguno de los niveles estructurales del organismo humano. Y teniendo en cuenta que la Medicina Alopática Ortodoxa no los domina todos, habrá que recurrir a otras escuelas, como la Medicina China que tiene en su esencia la vocación preventiva, o a otras medicinas de las mal llamadas alternativas.
Y en esta línea, no olvidar la ozonoterapia como coadyuvante en los tratamientos antioxidantes, porque el ozono es un elemento oxidante que provoca en nuestro organismo una reacción bioquímica antioxidante como respuesta biológica. Y la Acupuntura es una fórmula exquisita de recanalizar la bioenergía de nuestro organismo, así como es respetable en su capacidad antiinflamatoria.
Piense el lector que los chinos, que hace muchos siglos que practican la Acupuntura, tenían ya en la Edad Media una relación mutual con sus terapeutas acupuntores y sólo les pagaban cuando estaban sanos y buenos o aptos para el trabajo. Si enfermaban, dejaban de pagarles porque no habían cumplido bien su misión. Lo que se traduce en la vocación Preventiva de esta Medicina que no solo mira a la inflamación, sino también al estado de disrregulación metabólica, mientras que la Medicina alopática tradicional sólo enfoca la patología (es decir, la irregularidad o anormalidad fisiológica que ve, concepto que responde al de su etimología).
Por tanto, una buena gestión de la salud pasa por:
- una buena dieta
- ejercicio físico adecuado
- suplementación necesaria
A las que se añadirán:
- restricción calória que es lo que mayormente ha demostrado en el laboratorio ser la clave de la longevidad con calidad de vida
- la recanalitzación bioenergètica, si es preciso o regularmente con cierta periodicidad
- ozonización periódica complementaria
- y cuidar el estilo de vida

Sociología y biología de los núcleos centenarios
Vamos a profundizar aquí en este último punto: el estilo de vida.
Se ha demostrado que la responsabilidad de la longevidad es el 25% de la Genética y el 75% del estilo de vida. Así que los estudiosos del Envejecimiento, entre los que se encuentran científicos como Tom Kirwood, dan una vital importancia al estilo de vida. Por ello, son muchos los que han puesto la mirada en los núcleos de población que cuentan con mayor porcentaje de gente centenaria para aprender de ellos y actuar en base a la experiencia, puesto que la ciencia no nos aporta los conocimientos suficientes.
- ¿Qué comen?
- ¿Cómo viven?
- ¿Qué tipo de sociedad configuran?

Los núcleos de población que tienen muchos centenarios, según Sally Beare, son:
- La isla de Okinawa en el Japón
- Campodimele en Italia
- La isla de Symi en Grecia
- El Valle del Hunza en Pakistán
- Bama en la China

Ya conocemos la importancia del aceite de oliva en la alimentación mediterránea como en Campodimele y en la isla de Symi. Por contra, los japoneses de la isla de Okinawa toman aceite de cánola. Y los del Valle de Hunza comen muchos albaricoques y de esta fruta se comen hasta las almendras del hueso que se ha comprobado que a pesar de ser muy amargas son anticancerígenas.
También se ha observado que lo más trascendente de estas poblaciones es que:
- Son muy comedores de fruta y verdura que cultivan ellos mismos. Y por tanto, los consumen libres de conservantes, colorantes o pesticidas.
- También son grandes consumidores de pescado azul. De aquí que, además de los antioxidantes, a las suplementaciones antienvejecimiento se den los ácidos grasos Omega 3 que son elementos que están muy presentes en este tipo de pescado.
- Y por último, son gente que vive en la familia hasta su muerte y que hacen ejercicio porque ayudan en lo que pueden, ya sea en los cultivos de la huerta o en la pesca.
Así que la conclusión para esta buena gestión de la salud es:
- Dieta sana con verdura y fruta, con más pescado que carne y de ésta, más carne blanca que roja. Y todo ello con una restricción calórica de no menos del 80% de lo que se comería.
- Ejecicio físico y mental
- Suplementación con oligoelementos, vitaminas, enzimas y coenzimas, siempre en forma personalizada y asesorada por buenos profesionales
- Vida sin estrés
- Y si no es posible vivir una vida tranquila y con equilibrio o felicidad, acudir a la meditación como forma de evadirnos de la realidad y engañar al organismo humano, el cual no distingue a nivel de secreciones entre realidad y ficción o sueño/ imaginación. Por tanto, la meditación es una apuesta necesaria.
- Y como Prevención, no perder el punto de vista sistémico de la Medicina y acudir a todas las escuelas médicas, teniendo en cuenta que la Medicina alopática tradicional o medicina oficial es la que cuenta con mejores técnicas diagnósticas. Pero cuando el diagnóstico occidental falla, hay que acudir a los acercamientos diagnósticos de la Medicina Integrativa o a los métodos preventivos de la Medicina China que posee la virtud de atacar el estado de inflamación como estado de pre-enfermedad o el de disrregulación metabólica como estado de pre-pre-enfermedad pero de alteración bioquímica y funcional.


M. D. Muntané
mdmuntane@movistar.es






El biosílice es un buen suplemento para prevenir la osteoporosis
No hay que olvidar la necesidad de la suplementación a partir de cierta edad
o en momento de bajas defensas o de recuperación de la salud
"Somos lo que comemos". Por tanto, nuestra salud depende de la alimentación.
Esta pirámide muestra la prioridad en el grupo de alimentos.
La suplementación no son sólo vitaminas. Son también oligoelementos, enzimas, coenzimas...
Las pautas en la alimentación son principalmente la supresión de grasas saturadas,
mucho pescado, poca carne y mejor blanca.
No hay que olvidar el té verde que es un magnífico antioxidante, así como las especies, como la cúrcuma.
La quelación es una necesidad a partir de cierta edad porque beneficia la calidad de nuestros vasos.
Y se suele admitir en medicina que tenemos la edad que tienen nuestras arterias.
Los análisis son una buena herramienta imprescindible para
dar información sobre la necesidad de suplementación, cuál
y en qué grado para obtener esta "puesta a punto" necesaria.
Ver:
http://www.youtube.com/watch?v=wIWuEAFlg1Y
Efectos de los móviles

Se habla mucho de los efectos de los teléfonos móviles en la salud, pero nadie hace caso. Sin embargo, en el último Congreso Internacional de Medicinas Ortomolecular, celebrado en Valencia los días 17 y 18 de junio 2011, se hizo patente a través de varias aportaciones el efecto negativo de las ionizaciones microondas de los teléfonos móviles.
Son nefastos para los niños.
Y hay muchas madres que les dejan jugar con ellos, incluso bebés que se los llevan a la boca.
Puede provocar leucemia y tumores cerebrales.
- Y por descontado, caballero! si Ud. quiere tener hijos, no se lo ponga en el bolsillo, porque crean infertilidad.

Dieta saludable frente a dieta terapéutica
El concepto de dieta se ha desvirtuado con el uso y la palabra en sí ya parece que nos indica que hablar de “dieta” es lo mismo que “estar a dieta”. Y no.
Dieta significa el control de aquello que comemos en una jornada.
El diccionario define la palabra dieta como el régimen en el comer, de modo que hay que controlar los alimentos ingeridos diariamente. Pero este “control” puede tener lugar en función de muchas situaciones: por ejemplo, porque se está en gestación, con lo cual hay que cuidar la dieta, pero no precisamente restringirla, sino en ocasiones, lo contrario, y en otras, si hay que restar.
Pero, en cada caso, no se trata sólo de evaluar la cantidad, sino también y prioritariamente, la calidad. Por ello es preciso distinguir entre dieta terapéutica y dieta saludable.

Dieta terapéutica
La primera deberá atenerse a un objetivo médico: curar algo (por ejemplo, se puede curar la candidiasis reiterativa, a través de la dieta, con la supresión absoluta del azúcar y de todo aquel alimento capaz de convertirse metabólicamente en azúcar).
Y puede que el objetivo de la dieta sea adelgazar (el más frecuente) o engordar.
Sin embargo, la dieta saludable no tiene nada que ver con la terapéutica porque es para siempre, mientras que la terapéutica es caduca y conseguido el objetivo deja detener sentido porque no siempre es saludable.
El objetivo de la salud permanente nos situará frente a la necesidad de una dieta saludable que será aquella que engendrará salud, pero que no añadirá ningún objetivo de planificación terapéutica como controlar el colesterol, perder peso o salvar una anemia.
Y esta dieta saludable es aquella que hay que mantener siempre, toda la vida, si queremos tener una larga vida con salud e independencia.
Dieta saludable
Una dieta saludable habrá de contener especialmente frutas y verduras. Hay algunos especialistas en dietas que aconsejan hasta seis piezas de fruta al día y lo hacen como una medida prescriptiva para que la fruta se transforme un hábito y también en un recurso frente al hambre.
En cuanto a las verduras, nos referiremos a todas aquellas de hoja verde como las acelgas, las judías tiernas, las espinacas, las coles normales y las de Bruselas, las alcachofas, el brócoli, etc.
Dieta proteínada

En la planificación anti-envejeciminto, la Dieta Proteinada es un capítulo imprescindible.
Dado que hay que adelgazar para durar y que la restricción calórica es la primera condición anti-envejeciminto, cuando un individuo decide que va a cuidarse para envejecer bien, lo primero que hay que hacer es coger la balanza y consultar a un buen asesor.
Lo más corriente es que la conclusión es que hay que adelgazar y es entonces, cuando la Dieta Proteinada entra en la escena. Sin perder de vista que se trata de una "dieta terapéutica".
De todas las que nos ofrece el mercado, que son muchas, ésta es la más efectiva si se hace con la condición que la dirija un buen especialista. Porque lo principal de esta Dieta es la formación y concienciación de que a partir de aquel momento hay que cambiar la cesta de la compra.
El resto es el propio tratamiento. Proteínas específicas, un protocolo, un mal rato en los primeros días como consecuencia de la acción cetogénica de la dieta y luego, empieza una nueva etapa de nuestra vida.
(Fuente: Dr. Agustí Molins)


La restricción calórica
Se habla mucho de ella porque se dice que constituye la primera norma de anti-envejecimiento. Se ha demostrado en el laboratorio con ratas que las que comen menos viven más. Pero también en la población humana.
Pero, la restricción calórica no tiene porqué ser una forma de ayuno y desde luego no tiene porqué acercarse a la malnutrición. Se trata exclusivamente de bajar el nivel de calorías consumidas a lo largo del día. Sin que por ello, se den unas deficiencias nutricionales. Ello significa dar al cuerpo los nutrientes necesarios en función del estilo de vida activa que cada uno realiza, pero sin nada sobrante y dejando al organismo unas horas de descanso nutritivo para que consuma lo almacenado. Lo cual tampoco no significa que haya que hacer una sola comida al día cuantiosa y luego no comer nada más, sino que lo recomendable es que lo consumido sea estrictamente lo correcto y comiendo menos cantidad y con mayor frecuencia.
La restricción calórica está probada como sistema que aumenta la longevidad y proporciona una mejor salud.
Resumiendo, los beneficios de la restricción calórica son:
- Incremento de la longevidad
- Mejora de la claridad mental por incremento en los receptores de neurotrnasmisores
- Disminución de los depósitos de grasas
- Disminución en los niveles de insulina y mejor control de azúcar
- Disminución del riesgo de cáncer
- Menor producción de ROS (radicales libres oxidativos) y mejor detoxificación
- Dimisnución del riesgo de patología vascular
- Menos osteoporosis
Si la ingesta calórica disminuye, es lógico que disminuya el trabajo metabólico. Y como consecuencia de ello, habrá una menor producción de radicales libres oxidativos, y con ello, menor daño celular, menos cáncer, aumento de los niveles de enzimas protectoras como la SOD (superóxido dismutasa), la catalasa y la glutation peroxidasa, las cuales neutralizan los radicales libres.

Cuando un individuo sigue una restricción calórica, su organismo funciona induciendo la expresión de Sirtuina (SIRTI), una enzima que deacetila proteínas y que contribuye a la regulación celular, de manera que este organismo responde mejor al estrés y también está preparado para una mayor longevidad. Porque SIRTI promueve la supervivencia a largo plazo de las células irreplazables, ya que es un regulador clave de las defensas celulares y supervivencia en respuesta al estrés. Cuando alguien sigue una dieta de restricción calórica, SIRTI se expresa en muchos tejidos del cuerpo de este individuo en el que se produce una supervivencia celular por encima de la muerte celular natural.
Las sirtuinas influyen en la actividad de distintas enzimas relacionadas con procesos metabólicos que favorecen la supervivencia, según un estudio que se publicó en la revista PNAS. Investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, descubrieron que las sirtuinas, una familia de enzimas asociadas a la supervivencia y al envejecimiento saludable en humanos, puede influir en la actividad de otras enzimas implicadas en procesos metabólicos. El hallazgo, realizado por John Denu, se publicó en la edición electrónica de Proceedings of the National Academy of Sciences.

Las sirtuinas, relacionadas con los beneficios derivados de la restricción calórica, según diversos estudios, también se han revelado capaces de prolongar la supervivencia, porque estas enzimas en niveles elevados retrasan la degeneración de las células nerviosas dañadas y sus funciones afectan al control de la secreción de insulina. Se activan cuando están expuestas al resveratrol, una sustancia que se halla en el vino tinto y que también cuenta con ciertas propiedades que favorecen la longevidad.


La dieta de la Zona
La Dieta de la “Zona”, creada por el Bioquímico americano, Barry Sears, establece que los porcentajes calóricos correctos de macronutrientes son:
- 40% de carbohidratos.
- 30% de proteínas.
- 30% de grasas, preferiblemente de fuentes insaturadas.
Este equilibrado porcentaje de macronutrientes permite mantener los niveles de glucosa e insulina constantes sin que se produzcan picos de glucemia, lo que es muy beneficioso, ya que se sabe, científicamente, que un alto nivel de insulina es el principal factor de riesgo de cardiopatías, seguido de altos niveles de triglicéridos y colesterol “malo” (LDL).
La ingesta dietética en estas proporciones de macronutrientes, junto con un aporte de ácidos grasos Omega 3, produce una regulación a nivel endocrino de manera que se controlan los niveles de insulina y los de colesterol.
Para llevar a cabo la Dieta de la Zona, se aconseja tomar muchas frutas y verduras, pescado, pollo, leche y grasas insaturadas como el aceite de oliva.
Los beneficios de la dieta de la Zona son:
- Pérdida de peso de una forma constante y segura.
- Mejora del perfil lipídico.
- Disminución de cardiopatías, diabetes...
- Disminución del envejecimiento: Efecto Antiaging.
















La Medicina biológica frente a la Medicina tradicional
Nuevo libro mío, ya a la venta en LIBROPTICA: http://www.libroptica.com.ar/
Enlace para ver contenido del libro: http://www.libroptica.com.ar/Curar la Enfermedad.html
Es un ensayo de medicina divulgativa que pretende formar al lector para que sea capaz de poder elegir libremente su terapia en cada enfermedad. Pero sobre todo, le instruye para que sepa estar siempre atento a cualquier disrregulación o estado de pre-enfermedad, lo que significa educarse en la prevención. Y es que el problema es este que estado de disfunción metabólica no lo reconoce la Medicina tradicional, basada en la asistencia de la patología (lo que ve el médico), mientras que sí trata y cura este estado la Medicina Biológica que es una escuela médica que sí sabe interpretar la disrregulación y diagnosticarla a través de análisis pertinentes.
Este texto intenta enseñar asimismo a reconocer al lector el gran valor del buen funcionamiento de la absorción intestinal para la salud. Por ello, se habla de intolerancias alimentarias y se explica su función distorsionadora del estado de equilibrio metabólico que se denomina homeostasis, que es, en realidad, el estado de salud plena.
Comparando al organismo humano con una máquina, cuya precisión de funcionamiento depende de su “puesta a punto”, diríamos que esta “puesta a punto” corresponde al estado permanente de homeostasis, algo que si se consigue, es útil como terapia anti-envejecimiento y que es del dominio de la Medicina Biológica.
El biosílice

El biosílice es un gran soldador de huesos y preventivo de la osteoporosis. No habría que dejarlo a partir de cierta edad. Y desde luego ayuda a la recuperación en caso de fractura.
Propiedades de las acelgas y del tomate

Las acelgas son una de las verduras que contienen más folatos. También es rica en betacarotenos y vitamina C. Se considera asimismo que aportan un alto contenido en magnesio, potasio y calcio.
El tomate es un alimento anti-oxidante por execelencia. Su contenido en licopeno le proporciona esta cualidad, pero los expertos nos dicen que cuando este elemento es más potente es cuando freímos el tomate en aceite de oliva sin llegar a cocerlo demasiado. En su punto. Es considerado asimismo diurético y contiene un alto porcentaje de vitaminas A y C.
Beneficios de la agricultura ecológica

La vida en la tierra ha cambiado desde la aparición del petróleo, la industria química y la revolución industrial porque se ha ido caminando aprisa hacia la avaricia de la cantidad de producción en detrimento de su calidad. Una premisa que guía no sólo las fábricas, sino las granjas y la horticultura, en detrimento de nuestra salud.
Los pesticidas se han introducido en nuestra cadena biológica sin remedio. Ya no es posible comer pescado con piel. Hay que extraérsela porque ella contiene todas las toxinas inimaginables, procedentes de los residuos petroleros de las embarcaciones que cruzan nuestros mares.
La avaricia de la producción hortícola ha abocado a la producción de alimentos (frutas y verduras) que cada vez contienen menos elementos esenciales que nos son imprescindibles para la salud, de los que contenía esa misma fruta o verdura cuando era natural.
Obtenemos tomates fuertes y duros, pero sin sabor. U obtenemos brócolis que se conservan en el tiempo, pero que cada vez contienene menos indocarbitol-3, la substancia que le caracteriza y que hace de este alimento verdaderamente una verdura anticancerígena. (Ver artículo de referencia).
Así que la agricultura ecológica hay que verla como la única salida a nuestra vida socabada por la avaricia productiva que nos lleva a la mala salud. No se trata sin embargo, de una vuelta atrás en el tiempo, sino de una mirada hacia adelante con visión de futuro. Porque esta metodología agrícola encierra esa mirada hacia atrás pero con las aportaciones de los nuevos conocimientos de la bioquímica.
Una rotación de plantaciones para el enriquecimiento del terreno y el buen tratamiento de la tierra constituyen las mejores herramientas para obtener una buena producción sin dañar el producto ni atentar contra la humanidad.
Desde este blog, animamos a la conversión de introducir la agricultura ecológica en nuestras vidas para optar a una mejor salud.

- ¿Qué es la Medicina Ortomolecular?

La Medicina Ortomolecular se basa en la micronutrición y es conocedora de la importancia metabólica de los oligoelementos (hierro, potasio...) o de las vitaminas, enzimas, coenzimas y su rol en cada función metabólica. Además, domina el campo de los análisis para diagnosticar carencias de estos componentes que producen desarreglos metabólicos que se convierten en enfermedades.
Mientras la Medicina convencional analiza síntomas y trata de paliar estos y no se pregunta por la causa de una enfermedad, la Medicina Ortomolecular sí que lo hace. Y halla, en muchos casos, que el origen de muchas enfermedades o dolencias está en una mala dieta que no ha aportado suficientes nurientes, necesarios para los procesos biológicos del organismo.




Las farmacéuticas centran sus investigaciones sólo en el negocio. No les interesa “curar”
El premio Nobel de Medicina Richard J. Roberts denunció en una entrevista la forma de gestión de las multinacionales farmacéuticas porque no investigan para curar ni les interesa, porque ello no es rentable. Se limitan a investigar para obtener medicamentos que encubren los síntomas o bien otros que cronifican las enfermedades sin curarlas.
“Algunos fármacos que podrían curar del todo una enfermedad no son investigados. Hasta qué punto es válido que la industria de la salud se rija por los mismos valores y principios que el mercado capitalista, los cuales llegan a parecerse mucho a la mafia”, se pregunta el nobel de medicina de 1993.

El científico e investigador acusa a las farmacéuticas de olvidarse de servir a las personas y preocuparse solo de la rentabilidad económica. “He comprobado cómo en algunos casos los investigadores dependientes de fondos privados podrían haber descubierto medicinas muy eficaces que hubieran acabado por completo con una enfermedad”, explicó.
Añade en la entrevista que las empresas dejan de investigar porque “no están tan interesadas en curarle a usted sino en sacarle dinero, así que toda investigación es desviada hacia el descubrimiento de medicinas que cronifican la enfermedad y le hacen experimentar una mejoría que desaparece cuando deja de tomar el medicamento”.

En el caso de los antibióticos
Se teme que estos dejen de curar por las resistencias que van creando los propios agentes infectantes. Sería necesario investigar para crear otros antibióticos. Pero este apartado no interesa a la industria.
Otro premio Nobel de Química, Thomas Steitz (EE.UU.), premio Nobel en 2009, denunció algo parecido: que los laboratorios farmacéuticos no invierten en investigar en antibióticos, que puedan curar definitivamente, sino que prefieren centrar el negocio en medicamentos que sea necesario tomar durante "toda la vida".
"Muchas de las grandes farmacéuticas han cerrado sus investigaciones sobre antibióticos porque curan a la gente y lo que estas empresas quieren es un fármaco que haya que tomar toda la vida. Puedo sonar cínico, pero las farmacéuticas no quieren que la gente se cure", afirmaba en “La Vanguardia”.
En el caso de la tuberculosis, Steitz ha averiguado el funcionamiento que debería seguir un nuevo antibiótico para combatir cepas resistentes a esta enfermedad, que surgen sobre todo en el sur de África.




Se abre una nueva vía de investigación para luchar contra el cáncer:
los linfocitos T bio-dirigidos y modificados genéticamente

Un ensayo realizado con células T o linfocitos T, que constituyen los grandes celadores del sistema inmune, ha puesto en evidencia que estas células pueden ser utilizadas en la lucha contra el cáncer, si son previamente preparadas para ello, porque son como células madre con memoria.
Científicos de Milán han publicado recientemente en la revista Science Translational Medicine los resultados de un estudio llevado a cabo hace doce años con el fin de modificar la genética de los niños burbuja, de manera que se extrajeron células T de estos pacientes y se trató de corregir su inmunodeficiencia infectándolas con un gen correcto que había sido introducido previamente en el ADN de un virus capaz de integrarse en el genoma de las células humanas.
Doce años después, cada célula humana de estos pacientes sigue teniendo la marca que se le ha integrado. Por lo que los científicos italianos aseguran que esta memoria que se observa en las células T puede ser aprovechada para infectarle otro tipo de directrices con fines terapéuticos, tales como capturar ciertas células cancerígenas.
Se abriría así un nuevo apartado en la lucha contra el cáncer utilizando las propias células de defensa, de nuestro sistema inmune, previamente bio-dirigidas.
Hallado el momento ideal para el implante de células madre en el corazón infartado

El infarto es la primera causa de muerte en varones y aunque no siempre se produce la muerte en el primer episodio, estos suelen sucederse una vez iniciado el proceso.
En los últimos años, se ha intentado que la zona infartada del corazón pudiera ser recuperada a través de células madre. Pero esto no siempre se ha conseguido porque parece ser que la inflamación que sufre esta zona no deja prosperar la instalación del nuevo tejido sano. Y es entonces cuando se produce una insuficiencia cardíaca crónica que es la que puede llevar a los sucesivos procesos de infarto.
Los distintos ensayos realizados al respecto con células madre han puesto de manifiesto que si se implantan demasiado pronto, no se evitan las lesiones porque la inflamación no deja consolidar el implante. Y si es demasiado tarde la zona infartada ya se ha cicatrizado.
El doctor Fernández-Ávila asegura que existe una ventana que va del quinto al décimo día posterior al infarto que constituye el momento ideal para este implante, porque aunque se hayan destruido las células musculares, aún se preserva la estructura extracelular que da soporte a las células, por lo que las células madre son capaces de regenerar el corazón, reducir la cicatriz y prevenir una futura la insuficiencia cardiaca.
El Hospital Gregorio Marañón de Madrid presentó este trabajo recientemente después de varios años de pruebas, llegando a la conclusión de que esta era la mejor vía para reparar corazones infartados.
Estas investigaciones coinciden con nuestras informaciones, vertidas desde hace tiempo sobre la gran intolerancia de la leche de vaca en humanos, a pesar de que nos esconden esta realidad las instituciones sanitarias por salvar la industria creada alrededor de la leche de vaca:
La leche de vaca contraria a nuestra salud
IV Congreso Internacional de Actualización y Avances en Nutrición Clínica y Medicina Ortomolecular

I.- Mejorando los resultados clínicos con corrección metabólica

Los días 17 y 18 de junio de 2016 se celebró en Valencia el IV Congreso Internacional de Actualización y Avances en Nutrición Clínica y Medicina Ortomolecular, que reunió en la capital mediterránea a expertos de todo el mundo en estas materias. El director científico y promotor del evento fue el doctor Antonio Marco Chover, especialista en Medicina Naturista y Medicina Ortomolecular, de reconocido prestigio internacional.

El concepto de corrección metábolica fue la interesante aportación del doctor Jorge Miranda-Massari, que inició el ciclo de conferencias con el tema “Mejorando los resultados clínicos con corrección metabólica”.
De hecho, el experto sólo añadía una nueva definición al objetivo núcleo o esencia de la Medicina Ortomolecular. Aunque la idea central del mensaje del doctor Miranda-Massari se situaba en una crítica aguda hacia la medicina tradicional alopática, por la observancia de hechos frecuentes en los que esta práctica clínica olvida efectos secundarios adversos que implican desarreglos metabólicos profundos que conllevan, incluso, el propio fracaso de la terapia. Por ejemplo, se refirió a los implantes bucales con mercurio, cuando es sabido y demostrado científicamente que provocan alergias y desarreglos tiroideos, entre otros problemas.
A criterio del conferenciante, los medicamentos son, en su mayoría, sintéticos, naturaleza que ya de por si aporta una toxicidad añadida porque generan una disfunción mitocondrial. Y todo ello, sin olvidar que los errores médicos son la tercera causa de ingresos hospitalarios en la mayoría de países occidentales.
Asimismo, el doctor Miranda-Massari se refirió al autismo como desorden neurometabólico de origen desconocido, pero muy relacionado con las vacunaciones. De manera que el balance actual de la medicina oficial alopática es bastante dramático porque desde la perspectiva conceptual, sabemos que sólo atiende a los síntomas y no se interesa por la causa. Y desde la perspectiva clínica y práctica, suma errores, a veces de desarrollo dramático, a una medicación de base tóxica y con efectos secundarios no siempre contemplados o desvirtuados en su información.
El conferenciante se refirió también al sistema de vida actual en el que estamos sumergidos, voluntariamente o no: contaminación electromagnética, polución, alimentos con conservantes, otros modificados genéticamente, agua clorada y fluorada... A lo que se añaden factores emocionales negativos, individuales y sociales, ocasionados por la etapa actual que vivimos.
El panorama dibujado por el doctor Miranda-Massari era más bien desolador:
Un 38% de los fármacos vendidos como antidepresivos y un 40% de los que se utilizan para el asma son considerados tóxicos. Como lo son el 43% de los que se recetan para la diabetes. Y el 50% de los que se prescriben para la artritis. Y en el caso del cáncer, lo son el 70%.
Ante todo ello, el doctor Miranda-Massari ve imprescindible la corrección metabólica como único sistema de devolver el organismo a la homeostasis o estado ideal de funcionamiento correcto, en el que no falta ni sobra nada. Y para llegar a ese fin, proponía una serie de pasos que rectifiquen:
- El perfil nutricional del paciente. Pero incluye en este concepto: la nutrición general con especial atención a la diabetes, la nutrición celular, la mitocondrial y la nutrición tiroidea.
- Atención especial a la salud mental
.../...
Y para llegar a estos objetivos planteaba la necesidad de practicar una serie de tests que ofrezcan una visión completa sobre el estado de salud de las distintas funciones enumeradas: hormonal, tiroidea, fatiga adrenal, perfil cardiovascular. A ellos añade la posibilidad de tests genéticos que nos proporcionen información sobre la posibilidad del alzheimer y sobre la pauta a seguir.
Para conseguir todas estas funciones, el doctor Miranda- Massari aconsejaba complementos basados en la vitamina A o carotenos, la vitamina C, D y E, el ácido lipoico, la coenzima Q10 y los oligoelementos Magnesio, Hierro y Zinc, entre los más importantes a considerar.
En cuanto a advertencias concretas que hacía respecto de la utilización de ciertos medicamentos, se refería a los efectos de deplección nutriente que ocasionan la aspirina y los glucocorticoides o los anticonvulsivos. Y en concreto, se detenía en las estatinas, de las que advertía, una vez más, que no pueden ser recetadas sin el concurso de la coenzima Q10 y que hoy en día hay ya muchas publicaciones al respecto.
En este mismo apartado de advertencias sobre fármacos que implican toxicidad, el conferenciante citaba: el Ibuprofeno, la Tetraciclina, el Zidovadine, el ácido Valproico, los antineoplásicos, el Tamaxifen, Diclofenac, Tolcapome, Acetaminofen, Stavidine, Buprenorpheno.
Y entre los suplementos que benefician la mitocondria, señalaba: el Q10, el Cromo, la Carnitina, el Magnesio, el Zinc, el Selenio, el Calcio, el complejo B, el ácido lipoico, los fosfolípidos y el Resveratrol.
Pero el doctor Miranda-Massari insistía en que la corrección metabólica actúa en el mitocondrio celular, lo cual inicia un proceso de corrección del fenotipo que a su vez, actúa en el genotipo.
Y el orden que planteaba como pautas para esta corrección y llegar a este último objetivo eran:
- Hidratación como primer fin
- Detoxificación como, fase imprescindible para conseguir la corrección metabólica
- La Corrección Metabólica en sí misma
- La corrección mitocondial
Y uno de sus ejemplos predilectos era el tratamiento de la depresión: visto desde la perspectiva de la terapia convencional con inhibidores de la dopamina y de la serotonina; o bien recetar el complejo B con ácido fólico y actuar en las fases anteriormente citadas.
.........................................................................................................

RESUMEN DE PONENCIAS DEL IV CONGRESO INTERNACIONAL DE MEDICINA ORTOMOLECULAR DE VALENCIA (JUNIO 2016)

II.- La teoría bioenergética de la carcinogenesis

La segunda intervención pre-congreso estuvo a cargo del profesor Michael J. González, quien versó sobre la Teoría bioenergética de la carcinogenesis.
La primera advertencia que hacía el profesor era que no puede verse el cáncer como distintas patologías en función de su especificidad, tal como se está tratando en la actualidad, sino que, a su criterio, el cáncer es una enfermedad única con un proceso metabólico idéntico con manifestaciones distintas.
Y el segundo planteamiento del conferenciante se refería a las estadísticas sobre la enfermedad que ponían en evidencia el fracaso de la quimioterapia, que no lo curaba y que ni siquiera alargaba la vida en muchos casos.
De manera que la medicina de la evidencia, a la que las estadísticas tendían a referirse, se enfrentaba a la medicina basada en los resultados. Porque la diferencia entre ambas se sitúa en el cuándo hacer el balance, si en el inmediato o en el largo plazo. Y esta distinta mirada desarrolla el engaño.
“Y claro, afirmaba, si nadie es capaz de ver esto o de decirlo, vamos mal, porque como decía Benjamín Franklin, si todos piensan igual, es que nadie piensa. Y si nadie piensa, estamos jodidos”.
El profesor González ofreció un análisis dinámico del proceso de la vida, al equipararla como energía. “Y para que esto suceda, dijo, los organismos vivos necesitan una organización perfecta, con compartimentación de funciones en coordinación mutua. Es decir, que para que haya vida son necesarios altos niveles de energía organizada”.
“Pero yo insisto, decía, en que nos dicen que el cáncer son muchas enfermedades distintas y yo os digo que cambia el paradigma si lo vemos desde el punto de vista energético”.
Luego, el profesor pasó al análisis bioquímico del proceso del cáncer remarcando la hipoxia o falta de oxígeno celular, con la glicolisis celular o fermentación del azúcar para generar energía celular blanda. A lo que se une, el aumento de la lipolisis con mayor actividad de las lipoproteínas, el aumento de los triglicéridos y el cambio en el metabolismo de las proteínas, con deplección del nitrógeno y aumento de la glucogénesis.
- Pero, ¿qué sucede en el mitocondrio celular?, se preguntaba
- A parte del cambio en la respiración celular, con la pérdida del sistema óxido-reducción, se producen alteraciones genéticas en la mitocondria, junto a la disrupción o cambio de las células benignas en malignas.
Pero, el profesor remarcaba que la parte central de este estudio de la transformación mitocondrial es el cambio óxido-reducción, porque cambia el terreno, lo cual origina el cambio de la capacidad electromagnética celular y la mitocondria ya no es capaz de producir ATP o energía celular. Con lo que cambia la comunicación celular y la propia organización celular, ya que muta la potencialidad y plasticidad de la membrana celular.
Al llegar a este punto, Michael J. González se refirió a las teorías de Otto Warburg que siempre consideró el cáncer como una enfermedad metabólica.
Una teoría que ha sido corroborada posteriormente con gran bibliografía que el profesor puso a disposición del auditorio.
Entonces, sólo si somos capaces de provocar apoptosis y cambiar el metabolismo de la membrana celular, cambiando la disponibilidad del terreno, podremos revertir el proceso.
Llegados a este punto, estuvo en disposición de centrar el dogma: Estamos ante un problema del:
- terreno biológico
- de cambio del sistema óxido-reducción
- con cambios en la capacidad electromagnética y de intercambio celular
- con cambio en la producción de ATP o energía celular
- Diferente comunicación celular, con distinta ordenación y organización celular.
El conferenciante partía de la base de que todo cambio metabólico tiene capacidad para producir un cambio genético. De ahí que la corrección metabólica se considere con capacidad de revertir el proceso, como nos indicaba el primer conferenciante, precisamente por esta relación entre corrección metabólica y corrección genética como consecuencia.
La combinación de dietas, con particular acento en la cetónica, por el hecho de que aporta proteínas y no hidratos de carbono que tienen la posibilidad de convertirse en azúcar y ser un buen alimento para las células malignas que lo fermentan para generar energía y sobrevivir. Esta alimentación, en combinación con la toma de ácidos grasos Omega 3 que inhiben la inflamación de forma natural, junto a la toma de la coenzima Q10 para que ayude en el cambio de la función mitocondrial, y un tratamiento adyacente con la cámara hiperbárica para la aportación de oxígeno, son terapias que, a criterio del profesor, no sólo está claro que alargan la vida, sino que proporcionan una mayor calidad de vida y que caminan seguro hacia la corrección metabólica.
A estas terapias, añadía el profesor González el consejo de la toma de acetyl-carnitina, que mejora la tolerancia a la quimioterapia, en caso de someterse a la misma, vitamina C, de la cual decía que promueve la apoptosis, la vitamina E por su efecto antioxidante, el magnesio porque colabora en la restauración de la membrana mitocondrial, y el ácido lipocoico, una medicación que, en caso de la toma de quimioterapia disminuye su toxicidad. Y los fosfolípido que también restauran la membrana mitocondial.

El resumen de las recomendaciones:
Vitamina C, Fosfolípidos, Magnesio, Ácido lipoico, Acetyl-carnitina, Q10, Omega 3, Vit. E, Oxigenoterapia, yoga y meditación, Selenio, Creatinina, Quercitina, NAC, Ribose, PQQ, Resveratrol, Curcumina, Brócoli o su extracto, alimentación vegetal con pocos hidrocarbonatos.
Un tipo de consejo que puede ser terapéutico y desde luego es preventivo, tanto del cáncer como de otras enfermedades degenerativas.
.........................................................................................................................................


Una de las puertas de la capital valenciana
Resumen de ponencias del IV Congreso Internacional de Medicina Ortomolecular de Valencia (Junio 2016)

III.- Omega 3 en forma de fosfolípidos: su capacidad para modular la inflamación y prevenir las enfermedades crónicas

Este tema estuvo a cargo de la doctora María José Alonso Osorio, quien se dolió, en primera instancia, de que la mayoría de los médicos no tengan información sobre la gran aportación nutricional y de salud que hacen los suplementos.
Los ácidos grasos EPA y DHA, como Omega 3 y Omega 6, uno ácido alfa-linoleico y el otro, ácido linoleico, son componentes estructurales de la membrana celular. De manera que la grasa de la dieta determina el estado fisiológico de la persona, en función de su estado inflamatorio.
- ¿Y dónde se encuentran estos ácidos grasos en la alimentación?
- En los frutos secos, en las algas, en los pescados azules y en el huevo. Todos ellos, alimentos que aportan fosfolípidos.
Y los fosfolípidos sabemos que actúan en la membrana celular, en los glóbulos rojos de la sangre, en las células del cerebro y en el tejido articular, entre otras aportaciones a la salud fisiológica.
Son suplementos que actúan terapéuticamente en la inflamación y también como preventivos. Y con ello, también tienen una importante acción preventiva en el riesgo vascular o en enfermedades inflamatorias como la artrosis, la artritis o el cáncer. O incluso en el propio envejecimiento. Y sin olvidar su acción preventiva en el asma, en la obesidad, en los procesos de alergias o intolerancias porque disminuyen la inflamación intestinal y porque además colaboran en la disminución de la proteína reactiva.
Y esta acción anti-inflamatoria de los Omega 3 y Omega 6 ha sido corroborada “in vivo” e “invitro”. De manera que el índice de Omega tres se ha visto incluso ligado al factor predictivo de riesgo vascular. Y también se ha comprobado que las personas con niveles inferiores al 4% de Omega 3 son diez veces más propensos a la muerte súbita que los que presentan un índice de 8% o superior. Siendo el índice deseable entre el 8 y el 12%.
Y otra constatación que señalaba la doctora Alonso era la relación de un bajo índice de Omega 3 con la depresión. Así que la suplementación con Omega 3 disminuye el riesgo vascular y el riesgo de depresión.
Otra interesante cuestión a la que se refería la conferenciante fue al hecho de que se ha comprobado que la suplementación con Omega 3 llega a reducir el acortamiento de los telomeros o punta de los cromosomas que están en los genes y que se localizan en los leucocitos. Un estudio japonés, realizado con 106 adultos y con suplementación con Omega 3 y con placebo en algunos de los participantes, así lo confirmó. Con lo cual, estaríamos frente a una poderosa suplementación anti-envejecimiento, porque sabemos que la longitud de los telomeros está relacionada con el índice de longevidad.
El planteamiento siguiente fue el de la eficacia del aceite de Krill frente a los Omega 3 esterificados por su capacidad de rápida oxidación. De ahí que algunos laboratorios presenten los Omega 3 con CO2 para evitar su oxidación.
El aceite de Krill es un aceite marino que se obtiene con un proceso de extracción en frío y al vacío que asegura la conservación íntegra de los nutrientes, obtenidos en el Antártico de Euphasia superba, una especie de zooplancton marino que es un pequeño crustáceo. Y según la marca que lo comercializa presenta mayor contenido en EPA y hasta diez veces más de astaxantina que otros productos parecidos, no obtenidos con su tecnología. Contiene DHA, fosfolípidos y una pequeña cantidad de vitaminas A, D y E.
También se refirió la doctora Alonso a que este tipo de suplementos se ha comprobado que reducen el cáncer de mama en un 56%. Porque a parte de reducir la inflamación y modularla, regulan los factores de crecimiento. Reducen las citoquinas inflamatorias e intervienen en la síntesis de las proteínas.
En casos de tratamiento de cáncer con quimioterapia, se ha visto que potencian algunos efectos de la quimioterapia.
..........................................................................................................................................
IV.- Quinton como agente coadyuvante en las terapias ortomoleculares

El doctor Antonio Hernández fue el encargado de la exposición referida al agua de mar que presenta Quinton y su aportación como coadyuvante en terapias de corrección metabólica.
El planteamiento del doctor Hernández era la necesidad de cerciorarse de que el suplemento ortomolecular recetado llegaba realmente a la célula, porque sabemos que el metabolismo es complicado y que puede que sea mal absorbido o depositado en un objetivo inadecuado.
Y si consideramos, como lo hace el principio ortomolecular, que la célula es la unidad vital del ser humano, hemos de estar frente a una célula abierta al medio, lo que significa nutriéndose y eliminando, dado que la salud celular depende de esta comunicación. Y sabiendo que el PH determina la comunicación celular, lo más adecuado es limpiar el entorno y cerciorarse de que cumple la ley del PH. Y en esta visión es donde encuentra su función el agua marina Quinton.
Sabemos que la célula se adapta al medio y precisamente se vuelve cancerosa en función del medio del que se alimenta. Por tanto, es importante tener en cuenta la nutrición como factor decisivo de la salud.
Pero, hay otra constatación: antes se decía que muchas enfermedades tenían un origen genético. Hoy sabemos que el 98% son multicatoriales y las genéticas han quedado relegadas al 2%. Por tanto, una vez más, alimentación y entorno son los factores determinantes de la salud.
El conferenciante se refería, en el apartado de la nutrición, a la importancia de que los hidrocarbonatos supongan menos del 50% de la alimentación. Procurando que los que tomemos tengan un índice glucémico bajo (poco contenido en azúcar), manteniendo una correcta sensibilización a la insulina, con un correcto aporte proteínico y de aminoácidos esenciales, así como con un aporte correcto de grasas. Pero a ello, hay que añadir la especial atención a las intolerancias, al no asumir productos alergénicos o inflamatorios, como el gluten o los conservantes, para una correcta funcionalidad del terreno intestinal, eliminado los tóxicos de la flora bacteriana.
El doctor Hernández también aconsejaba los masajes linfáticos porque colaboran en un perfecto drenaje celular, así como el ejercicio físico, en particular anaeróbico.
Y a todos estos consejos, añadía la aportación suplementaria con EPA y DHA, fosfatidilcolina, acetilcisteína y fosfatidilinositol.
Para la recuperación mitocondrial: Vitamina E, Cúrcuma, Q10, acetyl-carnitina, aceite de coco, frutos rojos y polifenoles de hortalizas. Y agua de mar con minerales porque posee la capacidad innata de facilitar la homeostasis, dado que posee características idénticas al medio interno o líquido extracelular, en cuanto a minerales y a PH. Por lo que posee una acción inmunomodeladora. Sin olvidar que fue en el mar donde se generó la vida y que por ello, el medio celular está ligado a su composición.
Los productos Quinton, frente a otras aguas marinas comercializadas, garantizan la extracción de agua de mar de zonas limpias del Océano y que luego es esterilizada a través de un tratamiento en frío para conservar todas sus propiedades.
En un estudio realizado por el Dr. Geethalakshmi Radhakrishnan y su equipo del Departament of Surgery II de la Facultad de Medicina de Kochi University en Japón y publicado en Biochemical and Biophysical Research Communications, se demostró que existen en el agua de mar unas moléculas orgánicas disueltas (Dissolved Organic matter “DOM”) que poseen una acción farmacológica y cuya eliminación o alteración afectaría a la calidad del agua de Mar y a los beneficios que esta aporta a nuestro organismo.
El estudio japonés demostró cómo una fracción de agua de mar extraída con etanol y llamada C18-DOM es capaz de inhibir la agregación plaquetaria como la aspirina y detener la progresión de la ateroesclerosis.
Con el agua de mar como coadyuvante en un tratamiento ortomolecular se pretende activar una ionización que a su vez, active la nutrición celular. Pero, es que, además, la terapéutica marina es ya una técnica de nutrición celular en sí misma que fue desarrollada por René Quinton y que está avalada por la práctica clínica de más de cien años.
La razón de esta práctica se basa en que la evolución de los medios de análisis ha podido demostrar que el agua de mar contiene todos los elementos naturales de la clasificación periódica, con proporciones análogas a nuestro medio interno compuesto por distintos líquidos orgánicos, tales como el líquido extracelular, el plasma sanguíneo, las lágrimas o el líquido cefaloraquídeo.
V.- Nutrientes para prevenir el cáncer de exposición ambiental

La doctora Gloria Sabater abordó este tema iniciando la exposición refiriéndose a que en la aparición de enfermedades, hay un 25% de responsabilidad en los factores genéticos y un 75% en los ambientales. Pero, las enfermedades que responden a mutaciones genéticas raras sólo son el 5%. Por lo que podríamos decir que el 95% de responsabilidad en la aparición de enfermedades se sitúa en los factores ambientales. Así que prevenir no puede olvidar el punto de vista poligénico del medioambiente.
La polución es uno de los riesgos principales, tanto en su contenido en anhídrido carbónico como la contaminación electromagnética, de la que poco se habla. Los pesticidas constituyen otro de los factores de riesgo, no sólo ambiental, sino que los comemos en los alimentos que han sido tratados con ellos y en cuyo cultivo no se ha respetado la legislación que, además, es permisiva con ciertos productos cancerígenos. Las hormonas que tomamos en la carne que ha sido hormonada constituyen otro factor de riesgo. Y finalmente, los medicamentos.
La doctora Sabater nos hablaba de las Nitrosaminas, procedentes de los conservantes E250, 251 y 252. Así como de las aminas aromáticas procedentes de la carne y el pescado frito o quemado con sus mitotoxinas correspondientes.
No olvidemos, añadía, que los estrógenos estimulan la proliferación celular y ocasionan mutaciones. Las células se dividen y los telomeros se acortan. Por lo que la toma de estrógenos a una edad ya mayor implica un riesgo de cáncer.
Así que aconsejaba: una dieta sana, ejercicio físico y suplementación nutrigenómica en base a la prevención del cáncer, con el fin de bloquear la acción de pro-carcinógenos, inducir la apoptosis, tomar alimentos que inhiban la angiogénesis y antioxidantes con una especial función cada uno.
La cúrcuma, el resveratrol, el licopeno, el calcio y los beta-carotenos estaban entre los suplementos recomendados. Pero expresó sus dudas acerca de la conveniencia o no de los folatos por su relación con la proliferación celular, a pesar de estar recomendados contra el riesgo vascular o de demencia.
Se refirió asimismo la doctora Sabater a la importancia de contemplar en nuestra salud las barreras tóxicas, como el intestino o el hígado, porque el estrés oxidativo está relacionado con las enfermedades hepáticas. Por ello, la conveniencia de una detoxificación regular. Recomendaba la toma del Inmuno-Age, el ácido alfa-lipoico y el selenio-metionina, intercalado con el zinc. Otras recomendaciones las situaba en la papaya como anti-oxidante predilecto, los frutos secos y las legumbres. Como verduras, el brócoli por su capacidad de luchar favoreciendo la apoptosis. La Taurina, el Cromo, la L-Carnitina, la Vitamina D, el té verde, el magnesio y el potasio.

Saludable-mente: web de Salud con las las últimas noticias sobre Medicina y con especial atención a la Medicina Ortomolecular y al metabolismo humano que es el que mueve la maquinaria humana.